Martes, 1 de Abril de 2008

La muerte de un bebé destapa el vacío legal de las ludotecas en Cataluña

EFE ·01/04/2008 - 10:55h

EFE - Vista del patio interior de la ludoteca Winnie The Pooh, en el barrio barcelonés de Horta-Guinardó, permanece cerrada desde ayer que fue precintada por parte de los Mossos d, Esquadra, tras el fallecimiento de un bebé de 4 meses, al parecer por muerte súbita.

La muerte de un bebé de 4 meses en una ludoteca de Barcelona, al parecer por causas naturales, ha destapado de nuevo el vacío legal en este sector en Cataluña, donde muchos locales actúan como guarderías encubiertas, lo que ha vuelto a evidenciar la urgencia de su regulación.

El bebé falleció ayer, según todos los indicios debido a la muerte súbita -lo que deberá confirmar mañana la autopsia-, poco después de que su madre le fuera a buscar a la ludoteca de la calle Marquesa de Caldes de Montbui, en el distrito de Horta-Guinardó, y descubriera que su hijo se encontraba grave.

Después de que el menor falleciera en el hospital, donde fue trasladado de urgencia, los Mossos d'Esquadra se personaron en la ludoteca y detuvieron a su dueña, R.A., de nacionalidad peruana, que mañana pasará a disposición judicial acusada de un delito contra los derechos de los trabajadores, ya que tenía contratadas a dos inmigrantes ilegales que, además, carecían de formación específica.

Este trágico suceso ha vuelto a poner al descubierto la existencia de un sector económico emergente y que no está regulado, pese a las insistentes denuncias del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, que desde 2004 viene reclamando que la Generalitat le ponga normas.

Precisamente, Ribó ha anunciado hoy que ha abierto una investigación sobre este suceso, al tiempo que la Generalitat se ha apresurado a recordar que lleva meses preparando un decreto regulador que tiene previsto aprobar este verano.

El decreto establecerá los requisitos que deben cumplir las ludotecas, que deben ser lugares en los que se facilita el ocio de los niños, que si tienen menos de 3 años deben ir acompañados de un adulto, pero en los que en ningún caso se pueden administrar comidas ni están pensados para que puedan dormir.

La norma prevé un registro de estos locales y concretará ratios de niños, requisitos de espacio y la titulación de los trabajadores, en su mayoría monitores de ocio.

Precisamente, la Asociación de Ludotecas de Cataluña (Atzar) ha remarcado hoy la "imperiosa necesidad" de que se regule el sector y ha recordado que no son guarderías.

"Nuestro objetivo no es cuidar a los pequeños en ausencia de los padres, sino al contrario, permitirles disfrutar de unas horas relajadas de juego acompañados de sus hijos", ha advertido esta asociación.

Sin embargo, éste no parece que fuera el objetivo principal de la ludoteca donde ha ocurrido el suceso -que hoy permanecía precintada-, ya que una madre que estuvo a punto de llevar a su hijo allí ha asegurado que le reclamaron una matrícula de 80 euros y una mensualidad de 250 euros para cuidar del bebé, como si de una guardería se tratara.

Para abrir una ludoteca, actualmente sólo se requiere de una licencia que otorgan los ayuntamientos siempre que se cumplan unos requisitos sobre las características del local, pero que no entra en la actividad que se desarrolla, lo que impide de facto que se lleven a cabo inspecciones.

El de ayer no es el primer incidente grave que ocurre en una ludoteca en Cataluña en los últimos años, ya que en abril de 2006 un bebé falleció en un establecimiento de este tipo en Sant Cugat del Vallès, y pocos días antes la policía detuvo a la propietaria de otro local, en Vilanova i la Geltrú, acusada de maltratos a menores.