Martes, 1 de Abril de 2008

La cumbre de la OTAN se anuncia tensa tras el apoyo incondicional de Bush a Ucrania y Georgia

EFE ·01/04/2008 - 16:11h

EFE - Un agente de policía rumano hace guardia ante el Palacio del Parlamento, en Bucarest.

La cumbre de la OTAN que se celebra en Bucarest del 2 al 4 de abril se anuncia tensa tras el pleno apoyo manifestado por el presidente de EEUU, George Bush, a los deseos de acercamiento de Ucrania y Georgia a la alianza militar pese a la oposición frontal de Rusia y los recelos de algunos países europeos.

La cumbre tratará temas cruciales para la OTAN, como son la ampliación a tres nuevos miembros -Albania, Croacia y Macedonia-, las operaciones militares en Afganistán y Kosovo, y las nuevas amenazas del siglo XXI.

Son esperados en la capital rumana 24 de jefes de Estado y Gobierno y los ministros de Asuntos Exteriores de los 26 Estados miembros, varios centenares de funcionarios -también de los países asociados-, además de invitados de organismos internacionales y unos 3.000 periodistas.

Bush tenía previsto llegar esta tarde a Bucarest, procedente de Ucrania, donde reafirmó el "apoyo incondicional" de Washington al deseo de las dos ex repúblicas soviéticas de iniciar el proceso de integración en la OTAN a través de un "plan de acción de ingreso", o MAP, según las siglas en inglés.

El anfitrión de la reunión, el presidente Traian Basescu, que se reunirá mañana en Constanza con Bush, no tardó en respaldar la postura de Washington:

"Rumanía apoya sin reservas" la concesión por la OTAN de sendos planes de acción para el ingreso de Ucrania y de Georgia, manifestó, si bien señaló que "algo muy difícil y controvertido" ya que la idea "tiene muchos opositores en la alianza y fuera de ella".

Varios países de la OTAN, entre ellos Francia y Alemania, rechazan iniciar el proceso de integración de Ucrania y Georgia por temor a que se degraden las relaciones con Rusia, ya tirantes por los planes de EEUU de instalar un escudo anti-misiles en suelo europeo. Fuentes rumanas mencionaron también los recelos de Italia, España, Portugal, Holanda, Bélgica y Luxemburgo.

La posible concesión de los MAP a Ucrania y Georgia, que debe producirse por consenso de los 26 Estados miembros, está incluida en la agenda de la cumbre, durante la que también está prevista una reunión con Rusia, el 4 de abril, con la esperada asistencia del presidente saliente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, aún sin confirmar.

También asistirán a la cumbre de Bucarest el secretario general de ONU, Ban Ki-moon, representantes del Consejo de Europa, del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de otras instituciones internacionales.

Hoy comenzaron a llegar a la capital rumana las delegaciones oficiales. Una de las primeras en hacerlo fue la de Macedonia, todavía con dudas sobre si finalmente prosperará la invitación para integrarse en la Alianza debido a la amenaza de veto de Grecia si no se soluciona antes el diferendo sobre el nombre definitivo de la ex-república yugoslava .

También se esperaba la llegada del secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Schefer, después de que aterrizaran los aviones que transportaban al primer ministro canadiense, Stephan Harper, y el presidente de Georgia, Michael Saachasvili.

Para mañana está anunciada la llegada del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, que tiene previsto comunicar la vuelta de ese país a la estructura militar de la alianza, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del gobierno español, Jose Luis Rodríguez Zapatero.

La cumbre arrancará la noche del miércoles con una reunión informal de los Jefes de Estado o de Gobierno en el Palacio Cotroceni, sede de la Presidencia rumana, sobre la estrategia en Afganistán.

Otros asuntos incluidos en la agenda de esta reunión de tres días son la seguridad energética, control de armamento y el escudo anti-misiles que Washington quiere instalar en la República Checa y Polonia.

Hoy se abría el Foro Transatlántico organizado por el German Marshall Fund de EEUU, que reúne a líderes políticos e importantes estrategas internacionales para debatir el estado, los retos futuros y las estrategias de la Alianza.