Viernes, 12 de Octubre de 2007

Los editores terminan sus negocios en la recta final de la Feria de Fráncfort

EFE ·12/10/2007 - 20:29h

EFE - Los editores han ido terminando sus negocios en la recta final de la Feria de Fráncfort. EFE

Los editores han ido terminando sus negocios en la recta final de la Feria, en vísperas del comienzo del fin de semana, cuando la muestra deja de ser tanto un centro de negociaciones para convertirse en un lugar de peregrinación del público general.

Mondadori ha comprado en la Feria un libro que, según el editor Claudio López Lamadrid, ha justificado plenamente su visita a Fráncfort.

Se trata de "Pekín coma", del escritor chino Ma Jan, que tuvo que dejar su país por problemas políticos.

"Creo que he comprado un libro que van a poder leer mis nietos dentro de treinta años y que va a seguir teniendo interés cuando lo lean", dijo López Lamadrid, que está firmemente convencido de haber apostado por un futuro clásico.

En la novela, el protagonista y narrador está en coma, después de haber recibido un tiro en la masacre de la plaza de Tiananmen, y desde la camilla en que lo transportan repasa su vida y la historia de China.

"Me gustaría publicar el libro para los Juegos Olímpicos", dijo López Lamadrid.

El traductor tendrá que darse prisa pues la novela tiene cerca de 800 páginas.

Seix Barral ha comprado una novela corta del novelista y guionista neoyorquino David Benioff, que ya ha sido vendida a más de media docena de lenguas, titulada "La ciudad de los ladrones", ambientada en Leningrado durante la II Guerra Mundial.

Un chico de 17 años, durante el sitio de Leningrado, recibe de un general ruso la orden de conseguir una docena de huevos y se le advierte de que si no logra conseguirlos será ejecutado.

El muchacho, junto con un soldado veterano con quien termina creando cierta amistad, sale a conseguir los huevos y por cada huevo que recogen tienen que vivir aventuras y peripecias.

Al final, el chico consigue los huevos y descubre que su destino no era único pues otros también habían tenido la misma misión.

Otra compra de Seix Barral ha sido un libro reportaje del periodista británico John Carlin titulado "The human factor" (El factor humano) en donde repasa diez años de la vida sudafricana durante la era de Nelson Mandela.

Además, Seix Barral ha estado vendiendo en Fráncfort, con éxito según Elena Ramírez, del grupo Planeta, una novela del estadounidense Sam Savage de la que tiene los derechos mundiales y que cuenta la historia de una rata que vive en una librería, se alimenta comiendo libros y al final termina por aprender a leer.

Tusquets, por su parte, que acaba de publicar la novela "Zona de tránsito", de la berlinesa Julia Franck, está a punto de contratar "Die Mittagsfrau" (La mujer del mediodía), con que la misma autora acaba de ganar el premio a la mejor novela en lengua alemana de año.

Franck es una de las figuras más destacadas de la narrativa alemana joven, lo que se confirmó con el premio, junto con Andrea Maria Schenckel, de quien Destino tiene ya los derechos de "Tanöd" y "Kalteis", que están desde hace semanas en la parte alta de las listas de libros más vendidos en Alemania.

La apuesta por Franck y Schneckel puede ser la expresión de un renacimiento del interés por la literatura alemana que se ve también en el hecho de que la editorial catalana El Acantilado ha contratado la novela "Der Nebelfurst" (El príncipe de la niebla), de Martin Mosebach, el último Premio Büchner.

El director de El Acantilado, Jaume Vallcorba, también ha mostrado interés por otros libros alemanes recientes aunque las decisiones y las negociaciones las dejará para después de la Feria.

Anagrama, tradicionalmente un bastión de la literatura francesa y anglosajona, también tiene desde hace poco en su catálogo a un Premio Büchner, Alexander Kluge, con su colección de narraciones "El hueco que deja el diablo".

En cuanto a ventas, Tusquets está vendiendo bien el último libro de la española Almudena Grandes y poco antes de la Feria contrató los derechos de "The reluctant fundamentalist", del paquistaní Mohsin Hamid, candidato al Booker Prize de este año.

Otro libro por el que los editores extranjeros han mostrado interés es la novela ganadora del último Premio Café Gijón, que será publicada en febrero por Siruela y supondrá el debut literario de la periodista española Carmen Jiménez.