Viernes, 12 de Octubre de 2007

Empresarios alemanes exigen a los gobiernos latinoamericanos inversiones en infraestructuras

EFE ·12/10/2007 - 20:56h

EFE - Empresas alemanas con intereses en América Latina exhortaron hoy a los gobiernos de la región a invertir en logística e infraestructuras. En la imagen, el alcalde de Hamburgo, Ole von Beust (dcha.), posa junto al presidente de Panamá, Martín Torrijos. EFE

Hamburgo (Alemania) 12 oct (EFE).- Las grandes empresas alemanas con intereses en América Latina exhortaron hoy a los gobiernos de la región a invertir "masivamente" en logística e infraestructuras, si realmente quieren crecer y competir en el comercio mundial.

"El incremento de los intercambios comerciales con América Latina dependen de la mejora urgente de la infraestructura aérea, marítima y terrestre", advirtió el director de Lufthansa Cargo, Thomas Kropp a los más de doscientos inversores alemanes y latinoamericanos reunidos en Hamburgo (norte) con motivo del "Día de las Américas".

La asociación empresarial Latinoamerika Verein organiza anualmente, en torno al 12 de octubre, estas jornadas a las que este año se sumaron ministros de Panamá, El Salvador, Brasil y Perú.

Según el ejecutivo de Lufthansa Cargo, la práctica totalidad de los aeropuertos latinoamericanos están al límite de su capacidad, las pistas de despegue y aterrizaje son escasas y necesitan reformas, mientras las conexiones por tierra dejan mucho que desear.

"De nada sirve hablar de cómo incrementar el flujo comercial si los artículos no pueden ser distribuidos", criticó Kropp.

Un escenario similar fue descrito por Klaus Maves, director de Hamburg Sud, la principal empresa portuaria que opera en Brasil y por el director de Rohde & Lisenfeld, Bodo Lisenfelfd, que advirtió de un estancamiento comercial por motivos logísticos.

El volumen comercial entre Alemania y América Latina creció el pasado año un 6 por ciento y este año se prevé suceda lo mismo, según los estudios de la Latinoamerika Verein, que no habla aún de estancamiento sino de "crecimiento sostenido".

Maves declaró que gran parte de los puertos brasileños carecen de las condiciones necesarias para la carga y descarga de contenedores a gran escala, ya sea por la falta de rampas subterráneas o de conexión vial e incluso ferroviaria.

El responsable brasileño de Puertos, Pedro Brito, uno de los tres ministros de la región invitados al Día de las Américas, reconoció que "es necesario invertir en infraestructura" y anunció que eso es precisamente lo que hará su gobierno.

Brito subrayó que los puertos brasileños -150 de gestión privada y 40 pública- tienen carácter estratégico ya que canalizan casi el 90 ciento del intercambio comercial de ese país.

Informó de que las autoridades, a fin de mantener ese tráfico e incluso incrementarlo, realizarán nuevas inversiones en infraestructura.

El ministro panameño de Asuntos Exteriores, Samuel Lewis Navarro, presentó su país al sector privado alemán como una nación abierta a la globalización que avanza en su desarrollo económico y social.

Navarro informó de las obras para la ampliación del canal, la mayor obra de ingeniería del mundo, y en la que están interesadas también varias empresas alemanas.

Navarro fue preguntado por los empresarios, más interesados en el canal que en las obras de desarrollo social, por la política de precios que seguirá Panamá una vez concluya la ampliación, a lo que este respondió que "lógicamente las tarifas irán en aumento, pero de forma moderada y siguiendo las reglas de mercado".

"A Panamá -dijo- le interesa que esa ruta se mantenga y para ello los precios han de ser, como ahora son y seguirán siendo, muy competitivos".

La ministra de Economía de El Salvador, Yolanda Mayora de Gaviria, presentó su país como una nación política y económicamente estable que quiere convertirse en un centro de servicios y distribución para toda Centroamérica.

La ministra informó a los empresarios de la ley de servicios internacionales aprobada el jueves por el parlamento salvadoreño y que, según relató, ofrece numerosas ventajas fiscales y aduaneras a los inversores extranjeros.

Gaviria destacó asimismo que la vocación de libre mercado de El Salvador hizo que este país firmara acuerdos comerciales con la mayor parte de los países de la región, incluido Estados Unidos.

"Eso significa que invertir en El Salvador es acceder a un mercado de casi 560 millones de consumidores", señaló.