Viernes, 12 de Octubre de 2007

España afronta una final ante Dinamarca en medio de un ambiente turbio

EFE ·12/10/2007 - 19:29h

EFE - El portero de la selección española, Iker Casillas, durante la rueda de prensa que ofreció en Aarhus, Dinamarca. EFE

Aarhus (Dinamarca), 12 oct (EE).- La selección española tiene ante sí la cita más importante del año en curso, el partido contra Dinamarca en terreno ajeno y con la clasificación para la Eurocopa del 2008 en juego, y para afrontar la batalla decisiva, en los días previos se ha "cocinado" un ambiente turbio e incómodo, un problema más a añadir a la dificultad del rival.

Dinamarca y España se disputan en Aarhus el depender de sí mismas para lograr el billete para Austria y Suiza. Un triunfo descartaría a la derrotada y un empate puede ser suficiente para los españoles.

Los daneses, que parecían fuera de combate en jornadas precedentes, se encontraron con el regalo del empate de España en Islandia el pasado mes de septiembre y ahora tienen en sus manos una oportunidad histórica para mirar en su horizonte la Eurocopa del año próximo.

Pero España tiene el mismo objetivo, aunque para ello los de Luis Aragonés se han topado en las horas previas en medio de un ambiente muy perjudicial para la selección. El debate sobre la ausencia de Raúl González continúa de actualidad y mucha culpa de ello la tiene el propio Aragonés, enzarzado un día sí y otro también en diálogos con aficionados.

El último capítulo de este asunto estalló entre la expedición poco después de aterrizar en Aarhus el jueves por la tarde. Allí se conoció la disputa de Luis con un aficionado el día anterior, en Las Rozas. El técnico espetó al hincha, que le pidió explicaciones sobre la ausencia de Raúl, que cuántas Eurocopas o Mundiales había ganado el jugador.

La pregunta sigue dado vueltas y creando malestar en todos los círculos, incluido en el Real Madrid, donde ha caído muy mal la nueva salida de tono del seleccionador, aunque, de momento, no lo han querido expresar públicamente.

Iker Casillas quiso convencer a los periodistas desplazados a Aarhus que el asunto no está en los mentideros de los futbolistas, ni tampoco el silencio de Luis con la prensa. El portero comentó que lo importante es la unión que, dijo, existe entre los jugadores y reclamó lo mismo a los medios de comunicación. "Todos tenemos que remar hacia el mismo lado porque a todos nos interesa estar en la Eurocopa. Lo demás no nos importa"

Pero en el ambiente se palpa lo contrario y los convocados no pueden abstraerse al ciento por ciento de una polémica alimentada por su propio entrenador. Todo ello en vísperas del que fue definido por el propio Casillas como el partido más trascendental de los últimos tiempos.

En el terreno estrictamente deportivo y, según lo visto en los entrenamientos, Luis volverá a apoyarse en sus "jugones" para intentar salir airoso del envite. De nuevo estarán juntos Iniesta, Cesc y Xavi, posiblemente junto a Torres, los hombres más valiosos y con más fútbol que tiene la selección.

No estarán en el equipo inicial ni Puyol ni David Silva. En ambos casos Luis considera que no están en plenitud de condiciones para un partido de estas características, aunque los dos poseen el alta médica. El puesto del defensa del Barcelona lo ocupará Albiol, que debutará en la selección en un partido a cara de perro.

En Dinamarca, Morten Olsen optará por el experimentado Sorensen en la portería y recupera al sevillista Christian Poulsen, que regresa tras una sanción de tres partidos y se ha recuperado de un leve proceso gripal.

Olsen mantiene la duda de Kenneth Pérez o Andreasen en el centro del campo, aunque la ausencia de Jorgensen y el mal momento de Kahlenberg colocan a Pérez, de origen español, como la opción más probable, a pesar de que el mediapunta nunca ha podido ofrecer en la selección el mismo rendimiento que en la liga holandesa, donde ahora brilla en el PSV.

Dinamarca cuenta también con otra baja de mucho peso, la del central del Liverpool Daniel Agger, el líder de la zaga: su puesto lo ocupará el más tosco Gravgaard, un portento en el juego aéreo.

La inseguridad defensiva -especialmente, por el flanco izquierdo de Niclas Jensen- y la efectividad en ataque son los puntos débiles de un equipo que mantiene las señas de identidad de la etapa Olsen: estilo combinativo, vocación ofensiva y privilegio de los extremos.

Los daneses, que hace un mes se veían fuera, viven un clima de optimismo moderado, pese a que una encuesta del diario "BT" señala que sólo el 28 por ciento confía en un triunfo local.

Alineaciones probables:

Dinamarca: Sorensen, Helveg, Martin Laursen, Gravgaard, Niclas Jensen; Poulsen, Daniel Jensen; Rommedahl, Pérez, Gronkjaer, Tomasson.

España: Casillas, Sergio Ramos, Marchena, Albiol, Capdevila; Joaquín, Xavi, Albelda, Iniesta, Cesc y Fernando Torres

Arbitro: Lubos Michel (Eslovaquia)

Estadio: MRGi Park de Aarhus (21.000 espectadores de aforo)