Viernes, 12 de Octubre de 2007

Persisten las discrepancias pero Moscú estudiará una propuesta sobre el escudo antimisil

EFE ·12/10/2007 - 17:55h

EFE - Rusia y Estados Unidos no han logrado hoy superar sus discrepancias respecto al escudo antimisil pese a la nueva propuesta estadounidense que Moscú prometió "estudiar". En la imagen, el ministro español de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov. EFE

Rusia y Estados Unidos no han logrado hoy superar sus discrepancias respecto al escudo antimisil pese a la nueva propuesta estadounidense que Moscú prometió "estudiar".

"Por el momento se mantienen las discrepancias respecto a los planes de EEUU de emplazar en Europa elementos de su sistema antimisil", dijo el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

"EEUU presentó hoy su propuesta sobre el escudo antimisil, orientada a buscar soluciones comunes", dijo el jefe de la diplomacia rusa tras la reunión que mantuvo hoy con su colega estadounidense, Condoleezza Rice, y los titulares de Defensa de Rusia, Anatoli Serdiukov, y de EEUU, Robert Gates.

Lavrov precisó que las autoridades rusas "estudiarán" la propuesta norteamericana, de la que no dio detalles.

También Rice admitió que "no se ha conseguido acuerdo respecto a la defensa antimisiles".

"Más bien queríamos responder a las preguntas que suscitan la preocupación de Rusia. Confío que nuestras nuevas ideas retiren al menos parte de ellas", dijo Rice.

Ahora, opinó, "ha llegado el momento de los expertos", quienes, según comunicó Lavrov, continuarán los contactos.

"No podemos aceptar los elementos de la defensa antimisil que se prevé desplegar en Europa y que contienen un serio potencial antirruso", declaró a su vez Serdiukov.

Su colega, Robert Gates, entre tanto, admitió que "aunque en un futuro cercano las instalaciones que se prevé desplegar en Polonia y la República Checa no representarán una amenaza para Rusia, en el transcurso de cierto tiempo sí podrían pasar a serlo".

"Por eso, estamos dispuestos a elaborar medidas conjuntas y convencer a la parte rusa de que eso no ocurrirá", explicó.

La opción rusa, según Lavrov, consiste en "congelar el despliegue en Europa del tercer bloque de la defensa antimisil mientras prosigan las negociaciones".

Advirtió que Rusia adoptará las medidas pertinentes para contrarrestar esa eventual amenaza."Preferiríamos evitar semejante desarrollo" de los acontecimientos, puntualizó.

Tampoco hubo acuerdo "respecto al despliegue de vectores nucleares, previstos por el Tratado de Moscú", dijo Rice, en alusión a los cohetes de corto y medio alcance que en 1987 ambas partes acordaron liquidar.

Lavrov dijo que Moscú y Washington consideran oportuno "invitar a todos los países sin excepción a adherirse al régimen de este Tratado" en vista de la "creciente amenaza de proliferación de tecnologías de misiles" en el mundo.

Rusia amenazó con salir del tratado y desplegar dichas armas como respuesta al despliegue de elementos del sistema antimisil estadounidense en Polonia y República Checa.

Hoy mismo, el presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió que Rusia no podrá seguir cumpliendo sus compromisos si el tratado no se universaliza y no se suman a él otras potencias.

Otro tema de desacuerdo es la proliferación de armas nucleares, como lo definió Rice, y que concierne ante todo al programa nuclear de Irán.

Rusia insiste que mientras no haya pruebas de que Irán pretende crear su bomba atómica "el problema no existe".