Viernes, 12 de Octubre de 2007

El Gobierno aprobará el viernes una partida de ayudas para los afectados por el temporal

Dos mujeres han fallecido. Una en El Vergel al inundarse su casa y otra, al no poder ser trasladada a un hospital por el mal estado de las carreteras, tras sufrir una reacción alérgica.

PÚBLICO ·12/10/2007 - 13:15h

EFE - Imagen de archivo de dos vehículos circulan por la CV-50 entre Carcaixent y Tavernes (Valencia) inundada en algunos tramos debido a las intensas lluvias caidas. EFE

Todavía siguen incomunicados cerca de 10.000 vecinos de la localidad alicantina de Calpe a causa del temporal que ha asolado gran parte de la Comunidad valenciana en los dos últimos días. El alcalde del municipio, Luis Serna, ha expresado su preocupación por los daños ya que el agua ha anegado la carretera comarcal Calpe-Moraira y la vía de tránsito del paseo marítimo, las dos únicas vías de acceso que ambas zonas urbanas tienen para enlazar con el casco urbano tradicional de esta localidad.

Aunque existen pequeños caminos rurales, la Policía Local de Calpe ha instado a los residentes a no utilizarlas ya que presentan unas malas condiciones de tránsito, dado el elevado volumen de agua y barro que presentan. Con el objeto de paliar esta situación, Serna ha expicado que el Ayuntamiento tiene previsto instalar planchas metálicas en estas vías urbanas para permitir el paso de vehículos para situaciones de emergencia o asistencia sanitaria.

No obstante, el Ayuntamiento de Calpe abrirá el próximo lunes una oficina de atención a los vecinos para que estos puedan presentar reclamaciones y solicitudes de ayudas económicas por daños en inmuebles y vehículos, según ha anunciado el alcalde.

Mientras, los otros dos municipios que más han sufrido los efectos del desbordamiento del río Girona, El Vergel y Beniarbeig, han aprobado hoy pedir al Gobierno que conceda a ambos municipios la declaración de zona catastrófica. Ambas zonas se han visto colapsadas por las inundaciones. Los pueblos, que habían perdido hasta el suministro de agua potable, recuperarán la normalidad en cuanto a servicios se refiere a lo largo de esta tarde.

Los vecinos de ambos pueblos se afanan por recuperar sus enseres y limpiar sus viviendas anegadas de fango y tierra. Así, muebles, libros, electrodomésticos, lavadoras, microondas, sofás, sillas y jarrones de mesa de salón se apilan en las calles de El Vergel, mientras que los habitantes de Beniarbeig critican la falta de limpieza del caudal del Girona en su zona de cabecera. Según ellos, eso provocó que numerosa maleza se agolpara en los pasos de agua de los puentes, impidiendo así el transcurrir del cauce. 

Ayudas del Gobierno 

Ante la dramática situación, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy que el Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará de manera urgente una serie de medidas para paliar los efectos del temporal que ha azotado la Comunidad Valenciana en los últimos días. El jefe del Ejecutivo, en una intervención pública tras la reunión del Consejo Territorial del PSOE, ha expresado su solidaridad con las familias afectadas y ha puesto de manifiesto el "máximo compromiso" del Gobierno por trabajar para "recuperar la normalidad en los municipios afectados".

Hay que recordar que dos personas han fallecido a causa del temporal. Mientras que este viernes moría una mujer de 90 años en el municipio alicantino de El Vergel al inundarse su casa, otra mujer de Tárbena, también en Alicante, que requería atención hospitalaria tras sufrir una reacción alérgica, no pudo ser trasladada al centro sanitario por el mal estado que presentaban las carreteras.

Noticias Relacionadas