Viernes, 12 de Octubre de 2007

Barrena dice que "el PSOE se levantó de la mesa jurando que nos la haría pagar"

EFE ·12/10/2007 - 11:51h

EFE - En la imagen, los dirigentes de la ilegalizada Batasuna Pernando Barrena (c) y Marije Fullaondo y el histórico dirigente de ETA Eugenio Etxebeste "Antxon" (d), frente al Palacio de Justicia tras una manifestación que ha recorrido ayer en San Sebastián para protestar por las últimas detenciones de dirigentes abertzales. EFE

El portavoz de la ilegalizada Batasuna Pernando Barreda afirma que la detención de varios miembros de la Mesa Nacional de Batasuna era "una agresión anunciada", ya que "el Gobierno español abandonó la mesa de negociación en mayo jurando que se la iba a hacer pagar a la izquierda abertzale".

En una entrevista que publica hoy el diario GARA, Barrena asegura asimismo que esas detenciones son la "consecuencia directa de la posición firme mantenida por la izquierda abertzale en el proceso negociador" y dice que una "razia" de este tipo "cabía perfectamente en nuestras previsiones".

Añade también que "toda la literatura publicada en torno a la reunión de Segura sobre nuevas y viejas direcciones resulta radicalmente falsa", y opina que con la decisión del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón "son las opciones autodeterministas e independentistas las que están siendo criminalizadas".

"Nos golpean a nosotros para criminalizar a toda la opción independentista", añade Barrena, quien preguntado por el futuro de la izquierda abertzale tras esas detenciones asegura que la capacidad de regeneración de este sector no responde a los clichés de los partidos políticos clásicos, sino "al empuje de una gran masa social que se identifica con sus objetivos".

Así recuerda que a pesar de otras detenciones en "los momentos más duros (...) siempre hemos sabido encontrar los medios para que la línea política de la izquierda abertzale, y especialmente sus objetivos políticos, no estuvieran desatendidos", y afirma que ahora "no va a ser una excepción".

Preguntado por la propuesta de consulta del lehendakari, dice que "no será la izquierda abertzale quien ponga ningún tipo de obstáculo para que los vascos y vascas seamos finalmente consultados" sobre su futuro, pero duda de que la iniciativa de Ibarretxe sirva realmente para ello.