Viernes, 12 de Octubre de 2007

El tráfico ferroviario regional y de cercanías ampliamente paralizado por la huelga en Alemania

EFE ·12/10/2007 - 10:48h

EFE - En la imagen de archivo, un conductor de tren en la estación central de Colonia, Alemania, durante una jornada de huelga en el sector del transporte. EFE

El tráfico ferroviario regional y de cercanías en gran parte de Alemania está prácticamente paralizado desde primeras horas de esta mañana debido a la huelga de maquinistas que reivindican sustanciosas mejoras salariales.

En algunas regiones como la Cuenca del Ruhr, la más poblada del país y con un vasto tejido de redes de cercanías, el tráfico ferroviario está prácticamente suspendido desde la madrugada.

La huelga está vigente desde la pasada medianoche y durará hasta la medianoche de hoy.

Portavoces de los Ferrocarriles Alemanes, el Deutsche Bahn, informaron de que en algunas ciudades las estaciones centrales quedaron casi vacías, pues mucha gente se había mentalizado ante la situación y había optado por utilizar el coche para llegar al trabajo.

Tal era el caso de la estación central de Berlín, donde hacia las 7 de la mañana apenas había movimiento.

La huelga no sólo afecta el tráfico regional sino también el de los trenes urbanos que circulan por muchas ciudades alemanes.

La huelga había sido convocada con poca antelación, con el objetivo de causar el mayor trastorno posible al Deutsche Bahn.

La dirección del Deutsche Bahn criticó con dureza al sindicato por no desconvocar los paros, pese a que a últimas horas de la tarde de ayer la empresa había anunciado que a comienzos de la semana próxima presentará una nueva oferta salarial.

El propio sindicato GDL se excusó argumentando que no era posible desconvocar a tan corto plazo la jornada de protesta.

En un principio, el GDL exige un convenio propio para los maquinistas, revisores y personal de servicio y una subida salarial del 31 por ciento, pero su presidente, Manfred Schell, ha anunciado que esta reclamación económica no es forzosamente la última palabra.

Además, pide la reducción del horario semanal en una hora, hasta 40 horas.

En julio, Deutsche Bahn acordó con los otros sindicatos de transporte ferroviario, Transnet y GDBA, un convenio colectivo que contempla un aumento salarial del 4,5 por ciento a partir de 2008 y una paga única de 600 euros, que quiere que acepten los maquinistas.