Viernes, 12 de Octubre de 2007

Ban Ki-moon llama a Eritrea y a Etiopía a contenerse ante la escalada de tensiones

EFE ·12/10/2007 - 01:21h

EFE - El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, insta a Eritrea y a Etiopía a mantener la integridad de la zona temporal de seguridad entre los dos países ocupada por cascos azules de la ONU. EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó hoy a Eritrea y Etiopía a contenerse ante los recientes intercambios de disparos entre fuerzas de ambos países, lo que ha aumentado las tensiones en su disputada frontera.

La portavoz de la ONU, Marie Okabe, señaló que el secretario general "está preocupado por las crecientes tensiones entre Etiopía y Eritrea", que han llevado a un aumento de la presencia de tropas en la zona por la que fueron a la guerra entre 1998 y 2000.

Okabe agregó que Ban les insta a mantener su compromiso con el acuerdo de Argelia que puso fin a ese conflicto y a mantener la integridad de la zona temporal de seguridad entre los dos países ocupada por cascos azules de la ONU.

También les recordó que deben facilitar la implementación de las decisiones de la comisión internacional que en 2002 determinó otorgar la disputada ciudad de Badme a Eritrea, lo que el Gobierno de Adis Abeba todavía no ha aceptado.

El presidente etíope, Girma Wolde-Giorgis, aseguró el pasado 9 de octubre tras su reelección en la Asamblea Nacional que su país se defenderá de "cualquier ataque".

"Etiopía debe protegerse de cualquier ataque. Por eso creo que debemos estar preparados, política y militarmente, por si nuestro vecino sigue saltándose los acuerdos firmados", dijo el jefe de Estado etíope en ese momento.

Etiopía acusó, a su vez, el mes pasado a Eritrea provocar una respuesta armada por su decisión de mantener tropas en la zona fronteriza desmilitarizada.

Los eritreos, según el gobierno etíope, han desplegado material pesado y numerosos soldados en la zona prohibida por Naciones Unidas.

Como respuesta, Etiopía ha acelerado el regreso de sus tropas estacionadas en Somalia ya que entre ellas se encuentran sus unidades de elite necesarias en la frontera eritrea en caso de conflicto armado, según observadores en la región.

Etiopía también acusó a Asmara de ofrecer ayuda a la guerrilla de la región etíope del Ogadén y a los rebeldes islamistas de Somalia que combaten al gobierno de transición respaldado por Adis Abeba.