Viernes, 12 de Octubre de 2007

El príncipe Enrique tiene un polémico monumento funerario en Londres

EFE ·12/10/2007 - 00:28h

EFE - El polémico monumento funerario de Enrique de Inglaterra creado por el artista estadounidense Daniel Edwards. EFE

Enrique de Inglaterra, el hijo menor del príncipe Carlos, heredero del trono británico, cuenta desde hoy en Londres con un polémico monumento funerario en el que se puede ver a un príncipe caído en combate que agarra un camafeo de su difunta madre.

Enrique, miembro de una familia acostumbrada a inspirar obras de osados artistas, es protagonista de esta escultura hecha por el estadounidense Daniel Edwards, quien ya inmortalizara en una de sus creaciones a la cantante Britney Spears dando a luz.

La obra, titulada "Un monumento a la Guerra de Irak con la muerte del príncipe Enrique, mártir de la provincia de Maisan" y que se exhibe en un céntrico hotel, fue inspirada por el deseo frustrado del hijo de Diana de Gales de acudir a esa región iraquí como parte del regimiento de los "Blues and Royals" de la Guardia Real británica, al que está adscrito como subteniente.

Edwards quiso plasmar el deseo de "sacrificarse por su país" y su sentimiento de empatía hacia la "frustrada aspiración patriótica" del príncipe Enrique, según un comunicado colgado en la página web del monumento, cuya exhibición está promovida por la Feria de Arte Bridge.

Todas esas intenciones quedan plasmadas en una escultura en la que se puede ver a un Enrique tumbado delante de una bandera del Reino Unido, con sendos peniques en cada ojo y con la cabeza sobre una Biblia, y que sujeta sobre su pecho un camafeo de Diana de Gales.