Jueves, 11 de Octubre de 2007

Rajoy moviliza a sus alcaldes contra Zapatero

En un manifiesto del Partido Popular al presidente del Gobierno le piden que recuerde que "la bandera de España simboliza la nación y es signo de la soberanía de la patria"

M.J. GÜEMES ·11/10/2007 - 18:51h

Después del vídeo, llega el manifiesto. El PP ha enviado a todos sus dirigentes un discurso para que lo lean hoy, con motivo de la fiesta nacional, "en el acto cívico que celebren en favor de la enseña".

Si el formato de la grabación era novedoso, este mensaje no iba a ser menos. El texto, que tendrán que leer los alcaldes y alcaldesas del PP, es una carta abierta al presidente del Gobierno que, por su contenido, no deja a nadie indiferente.

"Señor Rodríguez Zapatero...", comienza la misiva, para dar luego paso a un recordatorio en el que el PP le cuenta a Zapatero cuestiones tan sabidas como que "la bandera de España simboliza la nación; es signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la patria y representa los valores superiores expresados en la Constitución".

El partido de Mariano Rajoy señala, además, que "izar y enarbolar la bandera española sirve para poner de relieve la exigencia legal, ratificada por el Tribunal Supremo, de que la bandera ondee todos los días como símbolo de que en este municipio se ejerce directamente la soberanía".
El PP considera que la bandera española, "con sus colores y su escudo, exhibe ante todos y ante el mundo el orgullo de pertenecer a una democracia", pero también " la satisfacción de formar parte de una gran Nación". El documento termina proclamando que "la bandera española y el himno nacional, junto con la Constitución y la monarquía, son símbolos que nos unen a los españoles y que nos hacen amar y respetar las particularidades de los demás".

Desde la sede del partido aseguran que no se ha puesto en marcha ninguna otra iniciativa. No se han fletado autobuses para acercar a los militantes y simpatizantes hasta Madrid, -como ocurrió en alguna de las manifestaciones-, ni se han dado instrucciones para que la gente acuda con banderas del PP al desfile de las Fuerzas Armadas. Los conservadores afirman que, en ese sentido, no se querían entrometer en los actos institucionales que ya estaban programados para el Día de la Hispanidad.

Libertad de celebración
La única "movilización" es la de sus regidores y "cada uno ha tenido libertad para celebrarlo como mejor le parezca". "Algunos izarán la bandera, otros realizarán su personal homenaje, hay quien hará una pequeña concentración frente al Ayuntamiento...", contaban ayer desde organización.

Este es el "golpe de efecto" final de la campaña "Somos España", que inició Nuevas Generaciones hace más de una semana, y en la que tanto el vídeo como el manifiesto formaban parte de una estrategia calculada. La grabación sigue levantando odios y pasiones desatadas. Ayer el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, que sólo lo había visto por televisión, se empeñaba en defender su "solemnidad". Zaplana cree que "coincide con lo que piensan los ciudadanos. De ahí el enfado del Gobierno". Para el secretario general del PP, Ángel Acebes, es "una pena" que al PSOE no se le ocurra seguir sus pasos.

Noticias Relacionadas