Jueves, 11 de Octubre de 2007

Una "Síquica" chilena entrega un croquis de donde estaría la niña Madeleine McCann

EFE ·11/10/2007 - 23:13h

EFE - La mujer, que ha colaborado regularmente con la policía, afirmó que pese a todas las historias que se han tejido en torno a Madeleine, su percepción es que la niña no ha sido sacada de Portugal. EFE

Una "síquica" chilena, conocida en su país por encontrar personas perdidas, entregó hoy en la embajada de Portugal en Santiago un croquis del lugar en que según cree se encuentra la niña británica Madeleine McCann, desaparecida el pasado 3 de mayo en ese país.

Una fuente de la embajada portuguesa dijo a Efe que la síquica, Isabel Ávila Parraguez fue recibida por la cónsul Lucía Portugal Núncio, a quién le entregó el croquis con el lugar donde cree que se encuentra la menor desaparecida.

La fuente añadió que la embajada no comentaría la iniciativa de Ávila, conocida en Chile como "La Síquica de Chimbarongo", en alusión a su pueblo, situado a unos 150 kilómetros al sur de Santiago.

En declaraciones a los periodistas, Isabel Ávila aseguró que la pequeña "Maddie siempre ha estado en Portugal, "en malas condiciones".

La síquica explicó que no puede asegurar si la niña está o no con vida.

La mujer, que nunca ha cobrado por sus servicios y ha colaborado regularmente con la policía, afirmó que pese a todas las historias que se han tejido en torno a Madeleine, su percepción es que la niña no ha sido sacada de Portugal.

"Madeleine siempre ha estado en Portugal", declaró, y agregó que está dispuesta a viajar al complejo turístico portugués del que desapareció la niña, "para percibir mejor su energía".

"Yo sé que llegaríamos a buen puerto. Tengo una percepción muy clara de lo que pasó con Madeleine y percibo que la puedo encontrar", aseguró.

Afirmó que en los casos en que ha intervenido su información ha tenido, en promedio, un 95% de seguridad.

En noviembre del año pasado, Ávila dio pistas para el hallazgo en Santiago de Santiago Errázuriz, un joven que estuvo seis días desaparecido y finalmente fue encontrado muerto en el río Mapocho.

Anteriormente, sus datos permitieron dar con el cadáver de una niña desaparecida varios años antes y la detención del homicida, que resultó ser un vecino.