Jueves, 11 de Octubre de 2007

Móviles del futuro para usos del pasado

Los españoles compran de forma masiva teléfonos de tercera generación,
pero sólo los utilizan para realizar llamadas y enviar mensajes de texto

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·11/10/2007 - 19:12h

Terminales 3G de NTT, presentados en Tokio. AFP

Los teléfonos móviles de tercera generación (3G) se venden en España como rosquillas, pero los usuarios apenas utilizan una cuarta parte de sus más de 20 funciones.

Los usan para hacer llamadas, enviar mensajes de texto (SMS) y poco más, lo mismo que con el viejo móvil de siempre. Según demuestra el último informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, los ingresos de las operadoras por tráfico de datos apenas llegan al 8%.

La lista de capacidades de un móvil 3G es larga: navegar por Internet, realizar videollamadas, chatear, enviar correos electrónicos... No obstante, los españoles sólo aprovechan, en general, las funciones que no cuestan dinero, como hacer fotos (55% de los usuarios) o grabar vídeo (25%).

Otro ejemplo: el 11,6% de los usuarios escucha música en su teléfono, pero sólo el 2,3% ha comprado música con él. Estos datos pertenecen a un reciente estudio de la consultora M:Metrics.

La mitad de los 160.000 clientes de Yoigo en España, operador 3G en exclusiva, usa estos servicios, según asegura la operadora. Pero el tráfico medio mensual de estos usuarios es de sólo de 20 Megabits, aproximadamente, lo que ocupa media canción en formato mp3.

Televisión por móvil

Entre los avances 3G que no han despegado este año, destaca la televisión por móvil. La gran apuesta de las operadoras sólo ha convencido, por ejemplo, a 35.000 clientes de Movistar. Su servicio tiene una media de 3.500 accesos diarios en la modalidad de pago por visión.

Lo paradójico es que los teléfonos avanzados se están haciendo con el mercado. El consejero delegado de Vodafone, Francisco Román, lo confirma: "El 60% de nuestros nuevos clientes están optando por dispositivos 3G", asegura.

Pero, al parecer, una cosa es comprarlos y otra bien distinta, aprovecharlos.La consultora IDC ha realizado un estudio sobre los servicios por los que los usuarios estarían dispuestos a pagar y así ha llegado a la conclusión de que los móviles 3G no se compran por sus utilidades, sino, simplemente, porque están en el escaparate.

El consultor de IDC Jaime García Cantero opina que "los compramos porque es lo que nos venden. En un año,
será difícil adquirir un terminal que no sea 3G".

La principal razón para ignorar el manual de instrucciones es el ahorro. "Sin bajada de precios y tarifa plana, será difícil que la gente se anime", advierte García Cantero.

Otra causa es la falta de aplicaciones interesantes para el consumidor. "Cuesta dar con un servicio de éxito, como el que supuso el SMS para la telefonía GSM", concluye.

Fisgones en los mensajes 

El 45,5% de los españoles reconoce leer a hurtadillas los mensajes que llegan al móvil de su pareja. Según una encuesta de la compañía The Phone House, los hombres son algo más curiosos y bastante más desconfiados que las mujeres.

Más de la mitad de ellos piensa que su pareja fisga sus mensajes. Por otro lado, el móvil se confirma como herramienta útil para ligar. El 44,6% confiesa haberlo usado para flirtear. El sistema más habitual para hacerlo es mediante mensaje corto.