Jueves, 11 de Octubre de 2007

El Rey destaca que la Fiesta Nacional permite ensalzar la unidad en la diversidad de la lengua

EFE ·11/10/2007 - 18:30h

EFE - El rey Juan Carlos, acompañado por la infanta Elena, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (2i), y la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera (d), preside la reunión del Patronato del Instituto Cervantes que se celebró hoy en el Palacio Real de Madrid. EFE

El Rey destacó hoy, ante el Patronato del Instituto Cervantes y los embajadores iberoamericanos, que la Fiesta Nacional que se celebra mañana, que conmemora también la Hispanidad, "nos permite ensalzar la unidad en la diversidad de nuestra lengua común".

Los Reyes, acompañados por la Infanta Elena, presidieron esta mañana en el Palacio Real de Madrid la reunión del Patronato, del que es presidente ejecutivo el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del que forman parte también los ministros de Exteriores, Cultura y Educación y Ciencia.

En el almuerzo posterior a la reunión, en la que la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, informó de las actividades de esta institución y de los proyectos de los próximos cinco años, Don Juan Carlos aseguró que la lengua española es "un instrumento para la paz y la solidaridad para la cooperación y el intercambio".

Después de recordar que el próximo mes de noviembre se celebrará en Chile la XVII Cumbre Iberoamericana que se centrará en la cohesión social, el Rey manifestó que el idioma español potencia "la proyección internacional de quienes lo hablamos", que esa lengua se consolida como medio de "comunicación internacional" y que contribuye a conformar el mundo nuevo y global.

El Rey apuntó una vez más el respaldo de la Corona al Instituto Cervantes, y felicitó al Patronato por su labor para difundir las lenguas y culturas de España y de los demás países hispanohablantes.

Intervino también en la reunión del Patronato el presidente del Gobierno, para quien el Cervantes es "en una de las instituciones más comprometidas en hacer del español un lugar de encuentro y de diálogo, capaz de albergar la unidad en la diversidad".

Rodríguez Zapatero indicó que la presencia por primera vez de una mujer, Carmen Caffarel, al frente del Cervantes es un paso más en la lucha por la igualdad entre los hombres y las mujeres, "que constituye una de las señas de identidad de la sociedad española".

Tras calificar de "históricos para el Instituto Cervantes" los años de esta Legislatura, señaló algunos de sus logros, como el que se hayan abierto "veinticinco nuevos centros extendidos por todo el mundo, frente a los cuatro que se abrieron en la anterior Legislatura", y que hoy está presente en 70 ciudades de 41 países, en los que aprenden español más de 150.000 personas.

Según el jefe del Gobierno, el Cervantes es un puente de dos direcciones que permite la diplomacia cultural, insustituible a la hora de acercar el conocimiento del otro, y es la vía para hacer del español "una lengua esencial en la construcción de Europa", así como para integrar a los inmigrantes.

Recordó también el presidente la oferta tecnológica, la creciente presencia del español en Estados Unidos y en Asia, el esfuerzo hecho en Brasil, y la extensión por los países del Mediterráneo, "un ámbito esencial en este siglo XXI que, como la propia lengua española, tiene necesidad de paz y concordia".

Carmen Caffarel informó al Patronato de que Instituto Cervantes, se ha hecho con los dominios español.es y española.es (ambos con eñe), con los que creará dos grandes portales para la difusión de la lengua y la cultura en español, ya que 2008 será el año del impulso tecnológico y de la modernización sustentada en el uso de Internet.