Jueves, 11 de Octubre de 2007

UPA considera insuficiente ayuda 6€ por animal afectado legua azul y pide 14€

EFE ·11/10/2007 - 17:13h

EFE - Ovejas afectadas por un brote de lengua azul. EFe

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) considera que la ayuda de seis euros por animal, prevista por el Ministerio de Agricultura para apoyar a los ganaderos afectados por la lengua azul, es insuficiente y reclama que las Comunidades Autónomas y el Gobierno la eleven a 14 euros.

Así lo señaló el secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, durante el acto de presentación del nº 10 de los cuadernos de la tierra dedicado al sector porcino español, donde analizó el Plan el Ovino que el Ministerio presentará el próximo lunes, día 15, en la Conferencia Sectorial de Agricultura.

Santalla reiteró que el sector ovino y caprino arrastra desde hace años una crisis estructural que requiere de ayudas directas para salvar lo que queda del sector, ya que el incremento de los costes de producción y la alta mortalidad del serotipo 2 de la lengua azul está agravando la situación.

Respecto al nuevo serotipo de lengua azul explicó que ya afecta a seis provincias andaluzas y casi a la totalidad de Extremadura, con zonas de restricción en Castilla La-Mancha por proximidad, por lo que la situación es preocupante y se ha materializado en una bajada de unos 8 euros del precio en origen por animal.

Desde UPA reiteraron la petición de dimisión de los responsables de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) "por haber convertido la sustitución del certificado veterinario en un arma política y haber roto las negociaciones con el sector ganadero" con quien venía discutiendo la aplicación de los Paquetes de Higiene desde hacía dos años.

Explicó que la sustitución del certificado veterinario no cuestiona en absoluto la seguridad alimentaria que está garantizada con el cumplimiento de la normativa comunitaria y que la información que pide el nuevo documento está en un 80% en manos de la Administración y el resto en los libros de explotación y medicamentos obligatorios.

Apuntó que es necesaria una modificación del nuevo modelo de declaración normalizada con la que se ha sustituido al certificado veterinario y buscar una simplificación; y advirtió de que si no se toman medidas por parte del Gobierno las elecciones "se presentan complicadas en el campo".

Santalla reclamó la intervención del Tribunal de Defensa de la Competencia ya que la subida de la carne de porcino en el IPC de septiembre, del 0,3%, evidencia que bien intermediarios o distribución están engordando los precios, ya que en origen tanto en agosto como en septiembre las carnes de porcino bajaron y deberían arrojar una caída de entre el uno y el tres por ciento al consumo.

Destacó la crisis que atraviesan todos los sectores ganaderos, a excepción del lácteo, y pidió medidas urgentes y ayudas directas para evitar la desaparición de las más de 80.000 explotaciones familiares que quedan en España.

Para el porcino reclamó ayudas al almacenamiento público y privado y aumentar las restituciones a la exportación a fin de potenciar un sector que representa el 31% de la producción final ganadera y que exporta cerca del 25% de su producción total. EFE