Jueves, 11 de Octubre de 2007

Una joven de Elche es golpeada por compañeras que grabaron la agresión con el móvil

EFE ·11/10/2007 - 16:17h

EFE - Imágen de televisión de un niño de 11 años que supuestamente es agredido por otro, en el colegio "Suizo" de Alcobendas (Madrid). EFE

Una joven ilicitana de 14 años ha dejado de acudir al instituto en el que estudia por miedo a ser agredida, después de haber sido golpeada por dos compañeras, quienes además grabaron la agresión con sus teléfonos móviles, según relató hoy a Efe el director del centro educativo, José Ros.

Los padres de la agredida han presentado una denuncia ante la Comisaría de la Policía Nacional de Elche, cuyos agentes mantuvieron esta mañana una reunión con el director del instituto ilicitano con el fin de investigar los hechos.

Hace ahora dos semanas, esta joven, que estudia segundo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el Instituto Cayetano Sempere, en Elche, fue víctima durante dos días de presuntos episodios de agresión verbal y física, así como del robo de su material escolar, por parte de dos estudiantes de este mismo centro educativo.

El director del centro ha explicado que ha trasladado lo ocurrido al Área de Inspección de la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana con el fin de que el expediente de hechos sea analizado en el marco del Plan de Prevención de la Violencia y promoción de la convivencia en los centros escolares de la Comunidad Valenciana (PREVI).

Las posibles autoras de los hechos denunciados son una joven, compañera de clase de la agredida, y una estudiante de un curso inferior, y, según Ros, ambas presentan "numerosas ausencias" a las clases.

José Ros ha comentado que las tres chicas mantuvieron una "disputa" a mediados del pasado mes de septiembre, que al parecer incluyó alguna agresión, y que llegó a oídos de un profesor y del jefe de estudios.

Al conocer esto último, las dos supuestas agresoras reprocharon a la joven que hubiera contado lo ocurrido y le exigieron que lo negara ante los profesores, a lo que finalmente accedió.

Ante "la escasa credibilidad de la negativa" que ofrecía la joven, agregó Ros, se inició una averiguación interna de hechos, lo que al parecer provocó mayor ira entre las otras dos chicas.

Días después, estas últimas esperaron a la víctima a la salida del centro educativo, situado en las inmediaciones de una huerta de palmeras, donde la golpearon y grabaron la agresión con sus teléfonos móviles.

Asimismo, las dos presuntas agresoras quemaron la mochila de la joven, a la que sustrajeron diverso material escolar.

Como consecuencia de todo ello, los padres presentaron una denuncia en la comisaría, que también ha iniciado una investigación de los hechos.