Jueves, 11 de Octubre de 2007

Gül tacha de inaceptable la aprobación de la resolución de "genocidio armenio" en EEUU

EFE ·11/10/2007 - 13:43h

EFE - Imagen de archivo de Abdullah Gül, presidente de Turquía. EFE

El presidente de la República de Turquía, Abdullah Gül, consideró "inaceptable" e "inválida para los turcos" la resolución adoptada por la Cámara de Representantes de EEUU sobre el "genocidio armenio", informó la agencia de noticias Anadolu.

La propuesta, que fue aprobada ayer por el Comité de Asuntos Exteriores del parlamento estadounidense por 27 votos a favor y 21 en contra, deberá ser presentada al pleno de la cámara y considera un "genocidio" la matanza de cientos de miles de armenios a manos del Imperio otomano (predecesor de la actual República de Turquía) entre 1915 y 1917, algo que Ankara rechaza.

"Esta inaceptable decisión del comité, como fue el caso de las precedentes, no tiene validez ni respetabilidad para el pueblo turco. Algunos políticos de EEUU sacrifican los grandes asuntos por pequeños juegos de política interna", afirmó Gül la pasada madrugada.

Egemen Bagis, diputado turco y consejero de política exterior del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, siguió la votación en Estados Unidos y calificó su resultado de "error" de Washington.

"Continuaremos nuestros esfuerzos para que (la resolución) no prospere en la Cámara de Representantes. Si a pesar de ello persistiesen en su error, se tratará de un problema de los estadounidenses más que de Turquía", añadió.

En una reciente entrevista con Efe, el presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento turco, Suat Kinikoglu, criticó duramente la postura armenia de favorecer la aprobación de resoluciones sobre el genocidio en diversos países.

"Queremos que Armenia viva en el año 2007 y no en 1915. Sólo así podremos restablecer nuestras relaciones, reabrir las fronteras y desarrollar el comercio", criticó.

Kinikoglu recordó además que, durante 2006, Erdogan invitó a una comisión mixta de investigadores turcos, armenios y de otros países para estudiar lo que ocurrió durante los inicios de la I Guerra Mundial en el este de Anatolia, incluida la exhumación de fosas comunes, pero la propuesta fue rechazada por los armenios.

El presidente de la comisión parlamentaria de Exteriores también aseguró que las relaciones con Estados Unidos "van de mal en peor" a causa de cuestiones como la aprobación de la resolución del genocidio armenio y las diferencias respecto al futuro de Irak.

La otrora sólida alianza entre Turquía y Estados Unidos, que se ha convertido en problemática desde que Ankara rechazó permitir el paso de tropas norteamericanas por su territorio durante la invasión de Irak en 2003, amenaza con pasar peores momentos si la resolución sobre el "genocidio armenio" es también aprobada por el pleno de la Cámara de Representantes.

Turquía podría, por ejemplo, restringir el uso de la estratégica base estadounidense de Incirlik (sur de Turquía) y el paso a través del puesto fronterizo de Habur, clave para el abastecimiento logístico de las tropas de ocupación en Irak.

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, también advirtió contra la aprobación de la resolución en el Parlamento de su país ya que "sería muy problemática" para los intereses de Washington en Oriente Medio.

"Desestabilizaría nuestros esfuerzos en Irak y Afganistán porque Turquía, como aliado estratégico importante, es crítico a la hora de apoyar nuestros esfuerzos en esas áreas cruciales", dijo Rice en declaraciones desde la Casa Blanca.