Jueves, 11 de Octubre de 2007

Alierta prevé captar 78 millones de clientes en tres años, hasta los 290 millones

EFE ·11/10/2007 - 12:07h

EFE - Imagen de archivo del presidente de Telefónica, César Alierta. EFE

El presidente de Telefónica, César Alierta anunció hoy que para el año 2010 esta multinacional espera tener en todo el mundo un total de 290 millones de clientes, 78 millones más que la cifra actual, según la presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El presidente de Telefónica abre hoy la VI Conferencia de Inversores que se celebra hoy en Londres.

El año pasado, en la conferencia que se celebró en Valencia, Alierta había anunciado que en 2009 la multinacional contaría con 255 millones de clientes frente a los 181 que entonces tenía. En la actualidad tiene 212 millones y es la cuarta operadora del mundo por clientes.

Telefónica pretende conseguir este crecimiento en los actuales mercados y para ello va a potenciarlos con adquisiciones selectivas que se convierten en la tercera prioridad para la compañía.

Además, de cara al cliente, se centrará en mejorar los niveles de satisfacción, mediante productos innovadores, y en una venta competitiva y con un modelo de gestión integrado fijo-móvil.

El presidente de Telefónica anunció la aplicación de un nuevo modelo operativo que integrará, por un lado, los procesos comerciales y, por otro, las redes, sistemas informáticos y operaciones.

En España, Telefónica espera incrementar sus clientes de banda ancha hasta el 2010 entre 6,1 y 6,8 millones; los accesos móviles entre un 5 y un 6 por ciento, además de conseguir que suban los de móviles de tercera generación el 70 por ciento.

En Europa, espera aumentar sus accesos en un 40 por ciento y llegar a 7,5 millones de clientes DSL, mientras que en Latinoamérica la previsión es lograr entre 55 y 60 millones de nuevos clientes, mientras en banda ancha, entre 4 y 5 millones más.

La primera prioridad sigue siendo la remuneración al accionista y dentro de esta política está el adelanto del dividendo previsto para el 2010, de un euro por acción, al próximo año.

La segunda prioridad de Telefónica es la reducción de la deuda neta de forma sobre el OIBDA (resultado operativo antes de amortizaciones) se sitúe entre el 2 y el 2,5 por ciento.