Jueves, 11 de Octubre de 2007

La Policía sospecha de ETA en el robo de productos químicos en una fábrica al al sureste Francia

Perpetrado a punta de pistola por cuatro encapuchados en una fábrica ubicada en la localidad francesa de Saint-Étienne

EFE ·11/10/2007 - 08:35h

Zona donde presuntos miembros de ETA robaron productos químicos.

La policía sospecha de la autoría de ETA en el robo anoche de productos químicos, que pueden servir para fabricar explosivos, en una fábrica ubicada al sureste de Francia, informan fuentes próximas a la investigación.

Un comando de cuatro personas armadas -dos hombres y dos mujeres-, encapuchadas y con guantes secuestraron al gerente de una sociedad de productos químicos en la localidad de La Grand Croix, cerca de Saint-Etienne, explican las fuentes. 

Los miembros del comando quisieron llevarse cuatro cubas de nitrometano, de 200 kilos cada una, pero no pudieron porque pesaban demasiado, con lo que cargaron 400 bidones de cinco litros cada uno en una furgoneta de la compañía y se dieron a la fuga, agregaron.

Debido al modus operandi, entre otros elementos, los investigadores sospechan "muy fuertemente" de que el robo fue cometido por un comando de ETA, indicaron las fuentes.

Atado y amordazado

Los hechos ocurrieron este miércoles hacia las 18.00 horas locales, señalaron las fuentes. El comando esperó hasta que todos los empleados de la sociedad abandonaran las instalaciones para presentarse en los locales.

Uno de los miembros del comando se presentó como policía en la puerta para poder entrar. El gerente fue atado y amordazado, un método empleado por comandos de ETA en el pasado para cometer robos en Francia.

Este hombre dijo a la Policía que los miembros del comando hablaban entre ellos en un idioma extranjero y conjeturó que el acento podía ser de personas de países del Este europeo, pero en otras ocasiones víctimas de robos de ETA confundieron el vasco con algún idioma del Este, señalaron las fuentes.

Para fabricar explosivos con nitrometano se requiere un buen nivel de competencia técnica, precisaron.

Otros robos 

La organización terrorista ha sustraído en los últimos meses en Francia diversos elementos destinados a equipar a sus comandos y mantener su infraestructura. Uno de los últimos robos fue el registrado el pasado 26 de junio en la localidad de Bischoffheim.

En ese caso, los etarras sustrajeron a punta de pistola 44 kilos de pastillas de combustible seco, utilizadas para encender fuegos y barbacoas pero que pueden ser empleadas para fabricar explosivos de gran potencia similares a los usados por los islamistas en atentados como el 7-J de Londres.

Noticias Relacionadas