Jueves, 11 de Octubre de 2007

Turista herido por disparos de la policía en Brasil regresará a España el jueves

EFE ·11/10/2007 - 04:27h

EFE - El español Marcelino Ruiz (i), quien podría quedar parapléjico como consecuencia de los tiros que recibió por agentes brasileños, concedió hoy una rueda de prensa en un hospital de la ciudad de Fortaleza (Brasil). EFE

El turista español herido por disparos de policías brasileños, que lo atacaron por error el pasado 26 de septiembre, regresará mañana jueves a España, donde continuará su tratamiento, informaron hoy fuentes diplomáticas.

Marcelino Ruiz Campelo, que recibió un tiro en la columna vertebral que puede obligarlo a usar una silla de ruedas, viajará a España en un vuelo comercial y será ingresado en el hospital de Toledo, especializado en paraplejia, informó a Efe el cónsul general de España en Salvador, Antonio Polidura.

Según el cónsul, Ruiz, natural de Escalante y de 38 años, está "con el ánimo muy fuerte" y no presenta problemas que impidan su viaje a España.

El ciudadano español fue tiroteado por un grupo de policías en la turística ciudad de Fortaleza cuando se dirigía en un automóvil alquilado desde el aeropuerto a su hotel, acompañado de su novia y de dos amigos, un italiano y una brasileña.

El italiano, que conducía el coche, sufrió heridas leves en el ataque y las dos mujeres resultaron ilesas.

Los policías, que alegaron haber confundido el coche de los turistas con el de unos delincuentes que acababan de perpetrar un asalto, están apartados de sus empleos y son investigados por la Justicia brasileña.

Polidura aseguró que el gobierno de España tiene "interés" en el seguimiento de este caso, que calificó de "lamentable error policial".

El cónsul general español destacó que el gobierno del Estado de Ceará, del que Fortaleza es capital, "se está tomando muy en serio" la investigación y ha pedido disculpas a los familiares.

La policía tomó ayer declaración al herido, que es piloto, en el hospital Monte Klinidum donde fue ingresado, en presencia de un abogado, Leandro Vasques.

Medios de prensa locales informan de que el abogado explicó que el cántabro, tras recibir el disparo, dijo a los otros ocupantes del automóvil que no podía mover las piernas, y que intentó salir del vehículo, pero cayó al suelo.

También declaró que la policía lo tiró como a un "saco de patatas" en el maletero de un auto grande con su novia, Maria del Mar Santiago, que fue quien le ayudó hasta su ingreso en el hospital, según la versión del abogado, citado por el diario O Povo.