Archivo de Público
Lunes, 17 de Marzo de 2008

A la espera del salvavidas de la Fed

Los inversores esperan que EEUU recorte hoy su tipo
de interés hasta el 2%, el nivel más bajo desde 2004

BELÉN CARREÑO ·17/03/2008 - 23:10h

El guardián de la política monetaria estadounidense, la Reserva Federal –más conocida como la Fed– puede acordar hoy otro brusco descenso de los tipos de interés. De cumplirse las expectativas de los analistas, el precio del dinero en EEUU podría fijarse en un 2%, lo que supone un recorte de un punto porcentual.

Hasta la semana pasada, los expertos vaticinaban que el organismo dirigido por Ben Bernanke dejaría los tipos de interés al 2,5%. Sin embargo, el agónico fin de semana ha hecho creer al mercado que la decisión irá más allá.

Las expectativas de los analistas se han visto alentadas por la inesperada decisión tomada el domingo por la Reserva Federal, cuando rebajó el tipo de descuento (el interés que cobra a los bancos por prestarles dinero) al 3,25%. Además, también anunció más facilidades de crédito para las entidades que negocian grandes volúmenes de renta fija estadounidense.

Esta acción, la primera tomada en un fin de semana en los últimos 30 años, se llevó a cabo con el fin de evitar una masiva caída de las bolsas en la apertura de ayer lunes, tras conocerse que JPMorgan comprará el banco de inversión Bear Stearns por un 10% de su valor en bolsa.

La decisión de la Fed también tendrá como referencia la discreta moderación de la inflación de EEUU, anunciada la semana pasada. Pese a que el nivel de los precios aún es elevado (4%) su descenso sobre el dato anterior (4,3%) y la contención de la inflación subyacente suponen un balón de oxígeno para la política expansiva de la Fed.Si finalmente los tipos se sitúan en EEUU en el 2%, se encontrarían en su nivel más bajo desde octubre de 2004.

Además, este sería el sexto recorte desde que se inició la crisis financiera en agosto y superaría en magnitud a la bajada efectuada el pasado 22 de enero, cuando el regulador estadounidense recortó de un golpe un 0,75% los tipos de interés, el mayor descenso en 25 años.Pese a que los mercados ansían este movimiento, los analistas advierten de que su materialización no supondrá un respiro para las bolsas.

“El movimiento ya está descontado así que no supondrá un cambio al alza significativo”, alerta Susana Felpeto, analista de Atlas Capital. La volatilidad continuará y aumentará la presión sobre el Banco Central Europeo, que se resiste a bajar los tipos del 4% actual.