Archivo de Público
Lunes, 17 de Marzo de 2008

Constructoras e inmobiliarias doblan su mora

La morosidad del sector empresarial subió en 2007 al 0,738% pese a la mejoría de la industria

VIRGINIA ZAFRA ·17/03/2008 - 22:46h

La desaceleración del mercado de la vivienda en España está haciendo mucho daño a las constructoras y las inmobiliarias. Ahora venden menos pisos que hace un año y eso se refleja en sus cuentas, que en muchos casos no son capaces de hacer frente al pago de los créditos con las entidades financieras.

Los datos de cierre de 2007 dejan patente las dificultades que están encontrando estas empresas, aunque sus índices de morosidad son todavía controlables y menores que en otros sectores. Las inmobiliarias incrementaron un 129% su saldo de créditos morosos en el año, hasta elevar la tasa de mora al 0,522%, la más alta desde diciembre de 2003. Las constructoras, por su parte, aumentaron sus impagos un 78% y dejaron el indicador de morosidad en el 0,722%, el mayor desde septiembre de 2005.

En el sector financiero se muestran más preocupados por el hecho de que la tasa de crecimiento del crédito a estos sectores se haya reducido a la mitad en sólo un año. Las inmobiliarias han pasado del 50% al 24% de incremento, mientras las constructoras, lo han bajado del 33% al 14%. Esos descensos reflejan no sólo la mayor cautela que muestran las entidades al financiarlas, sino, sobre todo, su menor demanda de crédito ante el parón de su negocio. En el futuro, eso se traducirá en nuevos aumentos de la morosidad, que son los que realmente preocupan a bancos y cajas.

Frente a ambos sectores, destaca la evolución de la financiación y la morosidad de la industria. En el último trimestre del año moderó ligeramente el ritmo de crecimiento de los créditos, pero lo mantuvo en el entorno del 20%, la mayor tasa desde que el Banco de España tiene datos (1992). Además, a diferencia del resto de sectores, redujo su morosidad el año pasado.

Aun así, no fue suficiente para compensar el ascenso del resto de sectores. Por eso, la tasa del conjunto de empresas españolas subió al 0,738%, frente al 0,674% de 2006. En el conjunto de créditos (incluyendo los de los hogares), la tasa de morosidad pasó del 0,72% al 0,92%.

Los hogares disparan el impago de sus hipotecas

La desaceleración de la economía y la subida del Euribor ha tenido un grave efecto en las economías familiares, que el año pasado casi duplicaron el volumen de impagos en las hipotecas para la compra de vivienda, hasta elevarlos a 4.495 millones de euros. Eso supone una tasa de mora del 0,76%, muy superior a la del 0,45% que tenían sólo un año antes. En el conjunto de créditos de los hogares, la tasa de morosidad se elevó al 1,11%. Y ello después de que el crecimiento de sus créditos se moderara hasta el 12,7% y el de las hipotecas, al 13,7%.