Miércoles, 10 de Octubre de 2007

El PSOE condena la "usurpación" de símbolos

Ana Pardo de Vera ·10/10/2007 - 23:29h

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, en una breve rueda de prensa y con el semblante muy serio, condenó ayer rotundamente "la usurpación" por parte del PP de la Fiesta Nacional del 12 de octubre y de la bandera de España, "símbolos de la unión de los españoles", que el PP "pretende convertir en símbolos de exclusión y de división".

Durante cuatro minutos y medio, Blanco explicó los motivos de su comparecencia: "En las últimas horas, han ocurrido una serie de acontecimientos que consideramos de extrema gravedad y ante los que no podemos permanecer en silencio". Añadió que "en poco más de 24 horas, hemos visto al líder de la oposición realizando una inédita e incalificable declaración institucional", en referencia al vídeo de Mariano Rajoy animando a la celebración del 12 de octubre.

Asimismo, el responsable de Organización socialista recordó las declaraciones de otros miembros del Partido Popular, que "intentan apoderarse de los símbolos de España y usarlos como instrumentos de agitación en su campaña electoral, en contra de todos los españoles que no piensan como ellos".

Enfrentar a los españoles

Para Blanco, la Fiesta Nacional "lo es porque nadie ha querido apropiarse de ella. La bandera de España lo es porque nadie ha querido usarla para enfrentar a unos españoles con otros españoles".

El número dos del PSOE culpó a Mariano Rajoy de intentar "utilizar" la Fiesta Nacional en su propio beneficio. "Sólo el jefe del Estado podría, en su caso, dirigir un mensaje institucional a la nación en una ocasión tan señalada como es el día 12 de octubre.

Y Rajoy, afortunadamente para España, no es ni será nunca el jefe del Estado", añadió.Antes de meterse a condenar la actitud de algunos miembros del PP que han responsabilizado al presidente del Gobierno del último atentado terrorista en Bilbao, Blanco subrayó que "manipular políticamente los símbolos de la patria no es patriotismo: es lo contario".

La historia de España nos ha enseñado que cuando la derecha se pone a gritar ¡España!, muchos españoles se estremecen", concluyó el dirigente socialista.

Noticias Relacionadas