Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Las salas de espera son horribles

María Antonia Gimón es presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama

ANTONIO GONZALEZ ·10/10/2007 - 22:05h

¿Cuál es el principal problema de las pacientes tras el diagnóstico?

En primer lugar, el miedo a lo desconocido. No sabes a qué te enfrentas y empiezas a buscar información. Luego hay que afrontarlo.

¿Las empresas son comprensivas?

En general, sí, porque es un cáncer del que se tiene mucha conciencia. Pero a veces hay dificultades e incomprensión. Siempre es más fácil si trabajas en el sector público.

¿ Es buena la asistencia sanitaria en este cáncer?

Muy buena. Hay unos médicos espléndidos y tenemos una enfermería también muy buena, gente encantadora.

¿Qué hay que mejorar?

Las salas de espera son horribles. Hay que humanizarlas y hacerlas más agradables.

¿Es la única asignatura pendiente?

Sí, junto con la información, que debe ser completa, para tener capacidad de elección.


Noticias Relacionadas