Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Erdogan confirma un plan para permitir una incursión en Irak

El primer ministro turco ha reconocido que su Gobierno trata de obtener autorización para una acción militar contra los rebeldes kurdos del norte de  Irak

Reuters ·10/10/2007 - 21:53h

Reuters - El primer ministro turco, Tayyip Erdogan, confirmó el miércoles que su Gobierno estaba elaborando planes para autorizar una incursión militar en el norte de Irak para actuar contra los rebeldes kurdos que utilizan la región como base. En la imagen, camiones militares turcos trasladan tanques por una carretera turca, el 9 de octubre de 2007. REUTERS/Stringer

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, confirmó el miércoles que su Gobierno está intentando obtener autorización para una incursión militar en el norte de Irak que actúe contra los rebeldes kurdos que utilizan la región como base.

La petición podría presentarse en el Parlamento el jueves para obtener el permiso de la Cámara, declaró en una entrevista con la CNN turca.

Erdogan está siendo presionado para que actúe con firmeza tras una serie de ataques por parte de los rebeldes contra las fuerzas de seguridad turcas en los que han muerto 15 soldados desde el domingo, pero los analistas políticos creen que sigue siendo improbable una gran operación militar.

Una incursión a gran escala tensaría las relaciones con Estados Unidos, aliado de Turquía en la OTAN, y la Unión Europea, además de socavar la estabilidad regional. Rusia también le ha pedido contención.

Washington, que depende de las bases turcas para su esfuerzo bélico en Irak, advirtió en contra de una incursión.

"No creemos que sea el mejor sitio para que entren tropas en Irak desde Turquía en este momento", dijo a la prensa la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino.

"Hemos dicho que queremos trabajar con el Gobierno turco y los iraquíes (...) para erradicar el problema terrorista ahí en el norte de Irak", añadió.

Al preguntarle a Erdogan sobre sus planes mientras llegaba al Parlamento, respondió que "(los preparativos sobre la propuesta) han empezado y continúan adelante".

donde el partido de Erdogan, el AK de centroderecha, tiene una cómoda mayoría - no significaría automáticamente que las tropas turcas entraran en el norte de Irak.

Ankara culpa al ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) de las muertes de más de 30.000 personas desde que en 1984 el grupo comenzase su lucha por un tener un país en el sureste de Turquía, donde los kurdos son mayoría.

el segundo más grande de la OTAN -, en 1995 y 1997, no lograron acabar con los rebeldes.

Se cree que hay unos 3.000 miembros del PKK en el norte de Irak, de mayoría kurda.

Los gobiernos de los dos países firmaron recientemente un acuerdo antiterrorista, pero Bagdad se negó a la petición de Ankara de permitir a sus tropas perseguir a los rebeldes cruzando la frontera.

La administración regional kurda en el norte de Irak también se ha negado repetidamente a las peticiones turcas de actuar contra el PKK.