Archivo de Público
Lunes, 17 de Marzo de 2008

Ferrari admite su decepción tras el "desastroso comienzo"

Ninguno de los dos pilotos de la escudería italiana acabó la carrera en Melbourne, algo que esperan que "marque un punto de inflexión"

AGENCIAS ·17/03/2008 - 15:52h

EFE - El piloto finlandés de Fórmula Uno Kimi Raikkonen (c), de Ferrari, camina acompañado de su ingeniero de carrera, el australiano Chris Dyer (dcha), tras retirarse del Gran Premio de Australia.

El nuevo director de la escudería Ferrari, el italiano Stefano Domenicali, ha expresado su "gran decepción" por el debut de su equipo en la nueva temporada de Fórmula 1, ya que sólo el finlandés Kimmi Raikkonen, actual campeón del mundo, pudo obtener un punto.

"No hay mucho que decir sobre este desastroso comienzo", reseñó Domenicali, que fue muy crítico con su equipo: "No hemos trabajado bien a ningún nivel y este resultado es consencuencia de ello", comentó el italiano tratando de explicar el peor inicio de Mundial de la escudería en los últimos 16 años.

El nuevo jefe de los del 'Cavallino Rampante' indicó que espera que este mal comienzo marque un punto de inflexión para el equipo, esperando que el rendimiento cambie en el próximo GP en Malasia. "Tenemos que estudiar cada detalle para saber los motivos por los que nos fue mal, para poder solucionarlo y mejorar los resultados", destacó Domenicali.

Dennis no se fía del mal inicio de Ferrari

Por otro lado, el jefe de la escudería McLaren-Mercedes, Ron Dennis, ha restado importancia al mal comienzo de temporada de Ferrari, y ha comentado que sus aspiraciones están intactas. "Son un equipo muy competitivo, lo sabemos, y van a correr muy bien en el resto de carreras", expresó.

Dennis evitó centrarse en la escudería italiana, y comentó que su equipo debe centrarse en su propio rendimiento. "Todo lo que tenemos que hacer es centrarnos en nuestros propios esfuerzos, y eso es lo que haremos", manifestó el ex-jefe de Fernando Alonso.

Por último, el británico destacó que desde McLaren se afronta "con mucho optimismo" la próxima prueba del campeonato del mundo, que tendrá lugar en Malasia, aunque matizó que esas buenas sensaciones no se confunden con un "exceso de confianza".