Miércoles, 10 de Octubre de 2007

"Hace falta dinero y voluntad"

Iván Valiela es investigador del Woods Hole

MANUEL ANSEDE ·10/10/2007 - 21:56h

¿Hay que asumir la destrucción de los bosques de manglares y marismas?

En muchos lugares se han talado los bosques de manglares para convertirlos en lagunas para criar camarones. Esto es bastante irreversible, pero hay métodos para poder restaurarlos, plantando nuevos manglares. Sin embargo, lo que se necesita para repararlos es dinero y voluntad. Y eso falta en la mayor parte del trópico.

¿No hay voluntad política?

Los manglares no tienen el carisma público de los arrecifes coralinos o la selva tropical. Lo que están intentando en estos países es obtener la mayor ganancia económica posible, en un sistema en el que la pobreza es enorme. No se pueden dar el lujo de restaurar estos ambientes. En países como Brasil y Ecuador destrozan uno y van a por
el siguiente.

¿La culpa es de la acuicultura?

El 52% de las pérdidas de manglares son debidas a su conversión en criaderos de camarones. Es el producto que más rinde en términos financieros, por su gran interés comercial en países como Japón. La gente es racional económicamente. Siempre se actúa en función de la máxima ganancia posible.

¿Qué implica la tala de bosques de manglares?

Hay muchos perjuicios. Por ejemplo, los manglares hubieran salvado muchas vidas en diciembre de 2004, porque disminuyen el poder de destrucción de los tsunamis.


Noticias Relacionadas