Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Un jubilado vence a Google

YouTube ha retirado un vídeo en el que vejaban a su hijo discapacitado

MIGUEL RUBIO ·10/10/2007 - 21:59h

José Martín Roldán.

Martín Roldán, un jubilado de Móstoles de 70 años, sólo tenía su imperturbable persistencia para hacer frente al poderío de una empresa como Google, propietaria del portal.Fue suficiente. Ayer el portal retiró por fin un vídeo en el que unos desconocidos vejaban a su hijo de 46 años afectado de esquizofrenia paranoide.

Para llegar hasta este punto han tenido que pasar seis meses. En ellos José ha inundado los comentarios de las páginas de los vídeos y los buzones de YouTube con peticiones para que se respete la dignidad y la intimidad de su familia.

Por única respuesta, desde la compañía, los mails de "un tal Carlos" que no aportaban ninguna solución y que sólo contribuyeron a que creciera el malestar del jubilado y la sensación de que le estaban "tomando el pelo".

Canales de queja inadecuados

Según YouTube, el anciano no estaba elevando su queja por los canales adecuados. La empresa defiende que nunca tuvo conocimiento de su demanda por medio de éstos. Según su portavoz, Paz Pérez: "Si un usuario está preocupado por un vídeo puede marcarlo como inadecuado. Entonces lo revisamos. Si el vídeo no cumple con las reglas, lo retiramos tan pronto como sea posible".

La "fácil" solución propuesta por el portal choca con el desamparo que ha sentido José. Se considera afortunado porque siempre se ha manejado con Internet. A pesar de ello, han sido necesarias dos denuncias en el juzgado y que su caso llamara la atención de los medios, lo que a su vez puso inicio a las diligencias de la Agencia de Protección de datos.

Protesta porque no todo el mundo hubiera tenido a su alcance la opción de defender su dignidad: "Si a un indigente le dan una paliza, la graban y la suben al YouTube, ¿se supone que tiene que levantarse, buscar un ordenador y solicitar que se retire en una web?".

A José le preocupa la impunidad con la que la empresa impone sus criterios sobre los ciudadanos: "No tengo que someterme a sus dictámenes. Aquí tenemos una Constitución que protege mis derechos".

José Martín Roldán: "Es una lucha por la dignidad"  

Youtube ha retirado el vídeo.
Sí. Estoy muy contento, porque denigraba a mi hijo y por eso empecé esta lucha.
¿Ha recibido alguna comunicación de la empresa?
Sólo hoy, antes de que quitaran el vídeo.Me llamaron cuatro o cinco veces para que firmara unos papeles. Después de tantos meses, todo eran prisas. No acepté sus condiciones. No quería darles una firma para se escudaran en ella.
¿Y después eliminarlo?
No. Ni lo harán. ¿Cómo me van a llamar si no acepté sus pretensiones?
¿Se acabó todo ahora que el vídeo ha sido retirado?
No, no se acabó la batalla. No se pueden ir de rositas estos sinvergüenzas, ni los responsables de YouTube después de que esas imágenes llevaran un año en Internet denigrándonos a mi familia y a mí y ellos ignoraran mis quejas.
¿Mantendrá la denuncia?
Sí. Quiero que respondan ante un tribunal, que expliquen por qué lo han hecho y que se les caiga la cara de vergüenza. Que se castigue a los responsables y a Youtube como responsables subsidiarios.
¿Merece la pena?
Merece que se mueva todo el mundo. Hay que defender la dignidad y la intimidad, que son derechos de todos. También debemos poder protegerla en la red fácilmente.

Noticias Relacionadas