Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Desempleadas por el cáncer

Seis de cada diez mujeres ven alterada su vida profesional tras un diagnóstico de tumor de mama

ANTONIO GONZALEZ ·10/10/2007 - 21:36h

Una mujer se somete a una mamografía

Un 64,8% de las trabajadoras a las que se diagnostica un cáncer de mama asegura que la enfermedad afecta a su vida profesional.

De ellas, dos de cada tres llegan a dejar su empleo, bien por voluntad propia (un 19%), o bien porque son despedidas (9,5%).

A unas 20.000 mujeres se les diagnostica cada año en España cáncer de mama.

Un estudio realizado por la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) con la colaboración del Instituto Roche , que se presentó ayer en Madrid, muestra que el cáncer tiene un gran impacto en la vida personal, familiar y profesional de las pacientes.

Tras un primer momento de sorpresa y abatimiento, comienza para la mujer afectada la lucha contra una patología que, si bien es responsable de 6.000 muertes al año en España, tratada a tiempo tiene tasas de supervivencia muy elevadas, de hasta el 97% en el primer año tras el diagnóstico.

Para muchas mujeres, un daño colateral de su cáncer de mama es su carrera profesional. En la empresa privada, según señalan las afectadas, un 10,9% de las mujeres son despedidas tras conocerse que padecen un tumor de mama. En el sector público, son el 3,9%.

Entre las que dicen que la enfermedad afectó a su trabajo, un 6,2% achaca a la enfermedad la pérdida de posibilidades de promoción; un 11,4% se queja de que cambia de tarea y un 38,6% lamenta que tuvo problemas para mantener su función habitual.

El cáncer de mama provoca asimismo cambios en la vida afectiva de las mujeres. Cuatro de cada diez afirman que perjudicó su vida sexual.

Relaciones personales

En cuanto a las relaciones familiares, la mujer suele angustiarse pensando en el futuro de sus hijos (el 80% de las enfermas son madres) y en la mayoría de los casos obtiene una reacción positiva por parte de su pareja.

También cobra mucha importancia la figura de las amigas más íntimas, que se convierten en un referente fundamental para la afectada.

En relación con la asistencia sanitaria, el oncólogo del Hospital Ramón y Cajal Antonio González indica que las afectadas entran en un cauce "ágil y rápido", aunque es cierto que existen algunos problemas.

El experto lamenta que los servicios de oncología están "desbordados", porque atienden a unas 150 personas al día, y advierte a las autoridades sobre la necesidad de reducir las "inevitables" listas de espera.


Noticias Relacionadas