Archivo de Público
Domingo, 16 de Marzo de 2008

Bear Stearns ultima su venta a JP Morgan

La operación podría cerrarse a un precio de unos 2.200 millones de dólares, casi la mitad de lo que cuesta actualmente en bolsa.

VIRGINIA ZAFRA ·16/03/2008 - 22:38h

El quinto banco de inversión estadounidense, Bear Stearns, podría acabar hoy mismo en las manos de JP Morgan Chase. Anoche, ambas entidades estaban negociando esta operación, que podría cerrarse a un precio de unos 2.200 millones de dólares, casi la mitad de lo que cuesta actualmente en bolsa, según adelantaba The Wall Street Journal.

La ayuda in extremis a la entidad el pasado viernes acordada entre la Reserva Federal y JP Morgan destapó los serios problemas de liquidez por los que atraviesa Bear Stearns, que ahora no tiene prácticamente otra salida que cerrar –la Fed no está dispuesta a dejarla caer porque causaría un efecto dominó– o echarse en brazos de otra entidad para sobrevivir.

Y es que el viernes perdió el 40% de su valor en bolsa y se calcula que en la última semana sus clientes sacaron 17.000 millones de dólares de sus cuentas atemorizados por los rumores que alertaban de sus problemas de liquidez.

JP Morgan, el salvador

Ahora, JP Morgan tiene la llave para salvarle de la desaparición. Dispone de los fondos suficientes para comprarle tras haber sufrido menos que las otras grandes entidades americanas por la crisis de las hipotecas subprime, lleva meses interesado en hacer una compra y, además, cuenta con el apoyo de la Reserva Federal, como quedó demostrado el viernes.

La intención de los negociadores, según Bloomberg, era cerrar el acuerdo de venta antes de que abrieran los mercados asiáticos y de que Bear Stearns se enfrentara hoy a los analistas y periodistas para explicar sus resultados del primer trimestre.

Aunque contaba con casi todas las papeletas para hacerse con Bear Stearns, JP Morgan no era anoche el único interesado en la compra. También se había acercado a sus ejecutivos el fondo de capital riesgo neoyorquino J.C. Flowers.

Desde el banco de inversión no ha habido en todo el fin de semana comentarios sobre sus planes. Las únicas pistas las dio el viernes su primer ejecutivo, Alan D. Schwartz, que el viernes anunció que habían contratado a Lazard para buscar “alternativas estratégicas” para su futuro.

Un inversor pierde 1.000 millones de dólares en un día

 El magnate británico Joe Lewis ha perdido algo más de 1.000 millones de dólares en un sólo día por el desplome bursátil de Bear Stearns, del que posee el 9,4% del capital. El magnate, de 71 años, empezó a tomar posiciones en el banco de inversión el pasado mes de septiembre.

Otro afectado directamente por la crisis de Bear Stearns será el grupo chino Citic, que había pactado con la entidad estadounidense un intercambio accionarial en octubre. Este acuerdo, que aún no se había materializado,  está en peligro, según Bloomberg. El banco chino iba a pagar 1.000 millones de dólares por el 6% de Bear Stearns, que ahora cuesta 245 millones.