Archivo de Público
Domingo, 16 de Marzo de 2008

Un matrimonio y su hijo menor mueren por un escape de gas

Una mala combustión en un edificio de Jerez originó la intoxicación

PÚBLICO.ES ·16/03/2008 - 22:02h

La vivienda donde se produjo el siniestro se encuentra en el barrio de San Telmo. EFE.

Un hombre y una mujer, ambos de poco más de 40 años, y su hijo menor, de 10, murieron en la noche del sábado a causa de una intoxicación provocada por un escape de gas en su domicilio de Jerez de la Frontera (Cádiz). Los otros dos hijos del matrimonio fallecido, de 16 y 19 años, salvaron la vida al encontrarse fuera de su domicilio a la hora en que tuvieron lugar los hechos, alrededor de las 22.30.

El escape se produjo por una mala combustión del gas en la casa, situada en el bajo de un bloque de viviendas de cinco plantas en la parte vieja de la barriada de San Telmo, una de las más humildes de la ciudad. En los próximos días se intentará aclarar todas las circunstancias que rodearon al siniestro. Alrededor de un centenar de vecinos del bloque10 de San Telmo tuvo que ser desalojado con urgencia. Horas después, tras la completa ventilación del edificio, regresaron a sus casas.

Colaboración de un vecino

Vecinos próximos a la vivienda donde se produjeron las muertes notaron el fuerte olor a gas e intentaron alertar a la familia, sin éxito. Uno de los vecinos, Sebastián Martín, logró finalmente entrar en la vivienda. Primero encontró al pequeño, que estaba en su habitación, aún vivo. Tenía en las manos una videocámara que reproducía imágenes de una procesión juvenil previa a la Semana Santa que había tenido lugar en San Telmo. Efectivos del 061 llegaron a tiempo de atender al chico, pero falleció camino del hospital de Jerez de la Frontera. En cuanto a los padres, Sebastián Martín volvió a entrar en la vivienda, tras sacar al niño, para buscarlos, pero ya estaban muertos.

Los dos hijos mayores pasaron la noche del sábado al domingo en casa de unos familiares. El párroco Ramón Mera, que se encargó de darles la noticia del fallecimiento de sus padres y de su hermano menor, explicó ayer a Televisión Española que los jóvenes aún no han asimilado completamente la magnitud de lo ocurrido y sus consecuencias.

"Todas las atenciones"

La alcaldesa de Jerez de la Frontera, Pilar Sánchez, ha dado instrucciones para que los dos hijos mayores "reciban todas las atenciones que puedan precisar en estos momentos de profundo dolor". "El Ayuntamiento se encuentra a su completa disposición. Expresamos nuestro más hondo pesar y el sentimiento de tristeza del conjunto de jerezanos y jerezanas", añadió la regidora.

 Una casa marcada por la tragedia


Todo estaba listo en Jerez para que el protagonismo informativo quedara casi completamente copado por el Domingo de Ramos de su Semana Santa, una de las más populosas de Andalucía. El buen tiempo había dado además la primera buena noticia a los aficionados a la Semana Santa, que entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección no quieren ni oír hablar de lluvias. Pero la mala noticia se fue extendiendo a lo largo de la mañana, apagando la euforia: tres personas, entre ellas un niño, habían muerto por un escape de gas. Las informaciones llegaban cargadas, además de con la tragedia, con la truculencia de un siniestro antecedente. La vivienda en la que se produjeron las tres muertes fue el escenario de un incendio hace 19 años que costó la vida a dos niñas de 7 y 12 años. Una misma casa ha sufrido en menos de dos décadas dos siniestros que han dejado cinco muertos. La vivienda, en el bajo del bloque 10 de la barriada de San Telmo, permaneció deshabitada durante años por este motivo, hasta que finalmente fue ocupada por el matrimonio fallecido anoche. El Ayuntamiento declaró ayer tres días de luto.