Archivo de Público
Domingo, 16 de Marzo de 2008

Fuentes argelinas consideran "improbable" que AQMI ejecute la amenaza de matar turistas

EFE ·16/03/2008 - 21:45h

EFE - La banda Al Qaeda en el Magreb Islámico ha prolongado el plazo del ultimátum que vencía esta medianoche sobre la vida de los dos ciudadanos austríacos, Wolfgang Ebner (en la imagen) y Andrea Kloiber, que secuestró el pasado 22 de febrero en Túnez. EFE Una fotografía con fecha desconocida que muestra a Wolfgang Ebner, el turista austríaco que fue supuestamente secuestrado junto con su compañera Andrea Kloiber en Túnez. La banda terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) reivindicó ayer el secuestro de una pareja de turistas austríacos el 22 de febrero pasado en un comunicado de uno de sus portavoces llamado Salah Abu Mohamed, difundido por la cadena de televisión qatarí Al Yazira. Por su parte, las autoridades de Túnez confirmaron que la pareja compuesta por Wolfgang Ebner y Andrea Kloiber entró en este país por el puerto de La Goleta el 10 de febrero, dirigiéndose hacia el sur en su vehículo todo-terreno. Los dos turistas viajaron al Sahara tunecino y las últimas señales de vida que dieron datan del 15 de febrero cuando efectuaron una llamada telefónica a un amigo alemán desde la localidad de Matmata, a unos 600 kilómetros al sur de la capital tunecina. EEF/Franz Neumayr

Fuentes de seguridad argelinas dijeron hoy a Efe que consideran "muy improbable" que la organización terrorista Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) lleve a cabo su amenaza de matar antes de esta medianoche a los dos turistas austríacos secuestrados en Túnez si no se cumplen sus exigencias.

Las mismas fuentes confirmaron que los secuestradores han entrado en contacto con el Gobierno austríaco por medio de diferentes canales y que han demandado el pago de un rescate.

Según algunos medios argelinos, los miembros de AQMI le habrían hecho saber al Ejecutivo de Viena a través de intermediarios que quieren dinero a cambio de la liberación de los dos turistas, secuestrados el pasado 22 de febrero y que podrían haber sido trasladados a Mali.

La organización terrorista reconoció en un comunicado, el pasado martes, por primera vez desde su creación en octubre de 2006, que atraviesa una "grave crisis financiera" y que la situación de sus militantes se ha degradado hasta el punto de representar "una cuestión de vida o muerte".

En un mensaje publicado en una página web islamista, uno de los dirigentes de AQMI, Mohamed El Othmani, lanzó una "llamada de socorro" a sus simpatizantes y explicó que los "efectivos humanos y los medios financieros" de la organización "se han reducido considerablemente", al tiempo que admitió que tienen escasez de medicamentos para curar a sus heridos.

El diplomático austríaco Anton Prohaska se encuentra en Mali, según informaron fuentes argelinas, y ha mantenido contactos con el presidente del país, Amadou Toumani Toure, confirmó hoy la ministra austríaca de Asuntos Exteriores, Ursula Plasnik.

La ministra dijo que su máximo objetivo sigue siendo la liberación más rápida posible de sus dos compatriotas.

Entretanto, las autoridades de Mali continúan la búsqueda del comando, que según el diario argelino "Annahar" ha sido localizado a 150 kilómetros de la localidad de Kidal, en el norte del país, aunque hasta el momento las autoridades de Bamako no han confirmado ni desmentido la presencia en su territorio de los secuestradores.

Los turistas austríacos Wolfgang Ebner, un consultor de 51 años, y Andrea Kloiber, una enfermera de 40, fueron secuestrados el 22 de febrero cuando viajaban por el desierto tunecino, cerca de la frontera con Argelia.