Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Identifican la molécula 'asesina' de la gripe de 1918

El hallazgo puede ayudar a prevenir una posible pandemia de gripe aviar

JAVIER YANES ·10/10/2007 - 20:54h

Un hospital de emergencia en Kansas (EEUU) durante la gripe de 1918. NMHM/AFIP

Un equipo de científicos de EEUU ha dado un paso significativo hacia el esclarecimiento del mecanismo de mortalidad de la llamada gripe española, la epidemia que en 1918 causó unas 300.000 muertes en España y más de 40 millones en todo el mundo.

Trabajos previos han mostrado que no fue el propio virus, sino la neumonía causada por infecciones bacterianas secundarias, lo que acabó con las vidas de tantos adultos sanos.

Hace dos años, investigadores del hospital Mount Sinai de Nueva York lograron recrear el virus de 1918 a partir de los restos de una víctima que yacían congelados bajo el suelo de Alaska. Los datos extraídos, incluyendo la comparación de su secuencia genética con la actual gripe aviar H5N1, situaban el probable origen del contagio en las aves.

Entre las similitudes entre ambos virus, se encuentra una proteína llamada PB1-F2, cuyo efecto en las células infectadas es demoledor: inutiliza las mitocondrias, la central energética de la célula, y dispara el programa de autodestrucción celular, o apoptosis. Otros estudios anteriores han confirmado que esta proteína aumenta la agresividad del virus de la gripe en ratones.

Enemigo público

De acuerdo a los resultados publicados hoy en la revista Cell Host & Microbe por Jonathan McCullers y sus colaboradores del hospital St. Jude de Memphis, la PB1-F2 podría ocupar un lugar en la lista de los enemigos públicos más temibles.

Los científicos han comprobado que su presencia aumenta la gravedad de la neumonía bacteriana en ratones infectados con gripe y la simple administración por vía nasal de un fragmento de esta molécula produce el mismo resultado.

Es más, los investigadores han descubierto que la gripe aumenta su virulencia cuando se disfraza al virus con la versión exacta de PB1-F2 correspondiente a la cepa de 1918.

Los datos aportados por el equipo de McCullers cobran especial relevancia en el contexto de la amenaza de pandemia por la cepa H5N1. A tenor de la expansión de este virus y a juicio de la Organización Mundial de la Salud, “el mundo está más cerca que nunca de otra pandemia desde 1968”, año en que acaeció la última del siglo XX. Los autores del presente estudio confían en que los nuevos datos contribuyan a la lucha contra “la inevitable pandemia que puede matar a decenas de millones”.

 

CIFRAS

Una amenaza latente llamada H5N1

40.000.000: víctimas de gripe en 1918. En España, murieron unas 300.000 personas, de un total de ocho millones de afectados.

202: víctimas del H5N1. La OMS confirma 202 muertes por H5N1, de 330 casos.

150.000.000: posibles víctimas de H5N1. En 2005, con el H5N1 en alza, la ONU aventuró que podían morir 150 millones de personas. La OMS rebajó la alarma.

3 SOBRE 6: nivel de alerta de la oms. El nivel actual de alerta de pandemia es de 3 sobre 6.

1: mutación. Una sola mutación puntual hace al H5N1 más agresivo y le permite crecer en el organismo humano.