Archivo de Público
Domingo, 16 de Marzo de 2008

Vía libre a los soplos en las centrales nucleares

Los empleados de las plantas estarán obligados por ley a comunicar deficiencias al CSN si la dirección no hace nada

ANTONIO M. VÉLEZ ·16/03/2008 - 13:45h

Se estrecha el cerco a posibles fallos en los nueve reactores nucleares que hay en España. El personal de estas plantas estará obligado a comunicar al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) cualquier fallo en las instalaciones si, tras informar del problema a la dirección de la central, no obtienen respuesta escrita en menos de siete días hábiles o si "llegara a la conclusión de que su denuncia o reclamación no ha sido suficientemente atendida".


Así consta en el nuevo Reglamento sobre Instalaciones Nucleares y Radiactivas, publicado el pasado 18 de febrero. La medida no está en vigor. Está pendiente de la redacción del Estatuto del CSN, que debe estar terminado antes del 18 de junio. Su aplicación se hará "con el consenso de los sindicatos", señalan desde el CSN.


La medida también afectará a las fábricas que procesen combustible atómico, los basureros nucleares y los complejos que utilicen la fusión con fines de investigación.


La obligación de dar el chivatazo afectará a todo el personal de esas instalaciones, así como al de las empresas contratadas y externas.
Y "no podrá reportar efectos adversos para el trabajador en su puesto de trabajo, salvo en los supuestos en que se acredite mala fe", dice el texto, que se de que en el procedimiento "se debe atender a todas las comunicaciones, tanto si provienen de comunicantes identificados como anónimos".


"Se entenderán nulas y sin efecto las decisiones del titular [de la planta] tomadas en detrimento o perjuicio de los derechos laborales de los trabajadores" que hayan comunicado las deficiencias, añade.


El texto publicado en el BOE desarrolla una previsión que ya estaba contenida en la reforma de la nueva ley que regula el funcionamiento del CSN, aprobada con el consenso de todos los grupos parlamentarios el pasado 18 de octubre.


Valoración positiva
Un portavoz del Foro Nuclear dice no tener constancia de esta medida. En cualquier caso, el Foro, que está integrado, entre otras entidades, por las eléctricas propietarias de centrales en España (Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa y EDP), "considera positiva cualquier modificación legal que favorezca la seguridad de las instalaciones nucleares".


La figura del chivatazo se une así a la fórmula que permite a cualquier ciudadano denunciar irregularidades, a la comunicación de las deficiencias a la que están obligadas las propias centrales, y a los dos inspectores residentes que tiene el CSN en cada planta. Desde octubre pasado, estos técnicos pueden participar en las reuniones internas del titular de las centrales y acceder sin restricciones a sus trabajadores, instalaciones, equipos y documentación.


93 sucesos en 2007 y sólo una anomalía
En 2007, la central con más sucesos nucleares, 24, fue Ascó II (Tarragona), de Endesa e Iberdrola. También fue la única en la que se registró un percance de nivel 1 (la escala va del 0 al 7, en función de su peligrosidad). El pasado 29 de mayo, los técnicos del CSN notificaron que los valores del caudal de dos de las tres bombas de agua de alimentación auxiliar de los generadores de vapor estaban por debajo de los límites permitidos. El suceso obligó a la parada temporal de la planta.

Según el CSN, 2007 fue un año normal por número e importancia de sucesos (93), en el valor medio de las notificaciones desde 1990.

El accidente nuclear más grave en España ocurrió el 19 de octubre de 1989 en Vandellós I, perteneciente a Hifrensa, un consorcio formado por el germen de lo que hoy son Endesa, Iberdrola y Electricité de France (EdF). Se declaró un incendio que afectó a la turbina y que llevó al cierre de la planta en 1990. Aunque esa escala no existía entonces, se considera que el suceso habría alcanzado el nivel 3, es decir, "incidente importante". Las obras de desmantelamiento de la planta, que comenzaron hace diez años, todavía no han terminado.