Miércoles, 10 de Octubre de 2007

La química de superficies sólidas recibe el Nobel

Los hallazgos de Gerhard Ertl abren la vía a nuevos materiales para la electrónica o la creación de combustibles menos sucios

DANIEL MEDIAVILLA ·10/10/2007 - 20:18h

El científico alemán Gerhard Ertl fue reconocido ayer como premio Nobel de Química 2007 , en recompensa a sus estudios de las reacciones químicas sobre superficies sólidas. Esta disciplina ayuda a comprender por qué el hierro se oxida, cómo funciona el catalizador de un coche o la razón por la que se destruye la capa de ozono, entre otras áreas.


La ciencia de la química de superficies comenzó a desarrollarse en los sesenta. La Academia sueca destaca en el anuncio del galardón que el científico alemán fue uno de los primeros en ver el potencial de estas nuevas técnicas. “Ertl logró proporcionar una descripción detallada de cómo ocurren las reacciones químicas en superficies y en este sentido, ha contribuido a la fundación de la química en superficies moderna”, subraya el comunicado del jurado del Premio.


Las aplicaciones actuales a la industria de las investigaciones del premiado son múltiples y en el futuro permitirán, por ejemplo, producir combustibles renovables de manera más eficiente o bien crear nuevos materiales para la elaboración de productos electrónicos. El investigador, nacido en 1936 en Bad Cannstadt, una pequeña localidad cercana a Stuttgart, es profesor emérito del Instituto Fritz Haber de la Sociedad Max-Planck de Berlín y ha sido director del Departamento de Química Física de esta institución durante 30 años.


Ertl, que ayer precisamente cumplió 71 años, recuerda que el galardón es el mayor honor que un científico puede recibir en su vida y añade: “Este es el mejor regalo de cumpleaños que se le puede hacer a alguien”.