Archivo de Público
Viernes, 14 de Marzo de 2008

"Ya estamos en la vía de solución, sin hacer ruido"

PÚBLICO.ES ·14/03/2008 - 23:23h

"Estamos ante una situación coyuntural que, como tal, emergió el pasado 5 de marzo con algunos casos de inadmisión de ciudadanos brasileños que no cumplían los requisitos de entrada a España. Siempre se pueden cometer errores. Pero tenemos todo el cariño del mundo por los brasileños y ya estamos en el camino de solucionar los problemas", ha dicho Trinidad Jiménez, secretaria de Estado para Iberoamérica, en una conversación con Público.

Según informó Jiménez, una comisión mixta hispano-brasileña se reunirá entre el 24 y 28 de marzo. Estará formada por la secretaria de Estado, el secretario de Estado de Interior, Antonio Camacho, y representantes de los ministerios de Exteriores y Justicia de Brasil que viajarán a Madrid.

"No tenemos ningún propósito de discriminar en nuestras fronteras a los brasileños que llegan con los requisitos en regla. Esos requisitos
son compromisos de nuestro país con el acuerdo de Schengen en la Unión Europea", explicó Jiménez.

"Si hay algún tratamiento incorrecto , que no niego que pueda existir, habrá que denunciarlo y lo vamos a investigar. El informe que yo he recibido sobre los casos mencionados el 5 de marzo pasado es muy claro en el sentido de que hubiera sido un serio error mirar hacia otro lado e incumplir la normativa", subrayó la secretaria de Estado. "Aquí no estamos hablando de ningún filtro o endurecer las condiciones. Nada de eso", añadió.

La historia del 5 de marzo, dijeron fuentes del Ministerio del Interior, se refiere a 20 ciudadanos procedentes de Brasil que fueron retenidos en los aeropuertos españoles.

Según esas fuentes, no cumplían los requisitos de dinero, reserva de hotel y referencias a las personas que les habían invitado a venir a España. "En varios casos, esas referencias de ciudadanos españoles fueron investigadas por la Policía y salieron personas con antecedentes penales, algunas implicadas en redes de prostitución.

No podíamos facilitarles el trabajo a las mafias que constantemente están abriendo nuevas oportunidades de negocio haciendo la vista gorda", dijo la fuente de Interior.Ayer, ante la decisión de las autoridades brasileñas de endurecer, precisamente en vísperas de las vacaciones europeas de Semana Santa, los requisitos para entrar en su país, calcando algunas de las exigencias de España, fue encajada con calma por la secretaria de Estado.

"Respetamos la decisión soberana de Brasil. Vamos a tratar en los próximos días, de acuerdo con las autoridades brasileñas, de encauzar las dificultades. No queremos que Brasil pierda turistas ni oportunidades de negocios de empresarios españoles", señaló Jiménez.