Archivo de Público
Viernes, 14 de Marzo de 2008

La compraventa de viviendas cayó un 14% en 2007

El Colegio de Registradores certifica el parón inmobiliario con una estadística que demuestra el enfriamiento de las transacciones

SERVIMEDIA ·14/03/2008 - 12:29h

Durante el año 2007 se realizaron en España un total de 788.518 compraventas de viviendas, lo que supone un descenso del 13,93% respecto al año anterior, según la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores publicada hoy.

En concreto, la mayor reducción se ha producido en vivienda usada, con un 15,05%, frente a la bajada del 12,41% en vivienda nueva.

En el cuarto trimestre del año se inscribieron en los Registros de la Propiedad 161.906 compraventas de viviendas, de las cuales 87.938 correspondían a vivienda usada (54,31%) y 73.968 a vivienda nueva, lo que representa un 45,69% del total. De ese porcentaje, el 42,01% eran libres y 3,68%, protegidas.

La compraventa de viviendas registrada en 2007 disminuyó un 13,9 por ciento hasta los 788.518 inmuebles, respecto a los 916.000 inscritos en el mismo periodo del año anterior, según la estadística que elabora trimestralmente el Colegio de Registradores de España. 

Del descenso total de la compraventa de viviendas registradas el año pasado, la mayor bajada se produjo en el caso de los inmuebles de segunda mano (un 15,05 por ciento menos), frente a los de obra nueva (12,41 por ciento menos). 

Sólo en el cuarto trimestre (de octubre a diciembre) se inscriberon en el Registro de la Propiedad 161.906 compraventas de viviendas, un 5,07 por ciento menos, de las que 87.938 eran usadas y 73.968 nuevas. La mayor parte (54 por ciento) de las compraventas de viviendas realizadas en el último trimestre del año eran usadas, mientras que el 45,69 por ciento eran nuevas (42 por ciento libres y 3,7 por ciento protegidas). 

Menos movimiento en las viviendas usadas 

El Colegio de Registradores apunta a una reducción del peso relativo de la vivienda usada con respecto a la nueva, como consecuncia de la mayor ralentización del mercado inmobiliario en esta tipología de inmuebles. 

Así, prevé que esta tendencia se mantenga a corto plazo dado que se ha intensificado en los últimos meses, si bien indica que las modificaciones que se producen con el paso del tiempo suelen ser de escasa cuantía, por lo que no esperan cambios mucho más significativos que los actuales. 

Por comunidades autónomas, en el último trimestre se registraron descensos de compraventas en Baleares (-9,75%), Cataluña (-9,12), Extremadura (-8,71), Navarra (-8,33), Canarias (-7,42), Galicia (-7,12), País Vasco (-5,72), Valencia (-5,47), Castilla y León (-5,05), Murcia (-4,56), Aragón (-4,22), Madrid (-3,87), Asturias (-3,82), Andalucía (-2,56) y Cantabria (0,52). 

En el otro extremo, sólo Castilla-La Mancha y La Rioja obtuvieron un ligero incremento de las compraventas registradas con un 0,62 y 0,45 por ciento, respectivamente. 

Las comunidades autónomas con mayor grado de actividad inmobiliaria en el último trimestre fueron Andalucía (37.625 registradas), Valencia (22.196), Cataluña (19.909) y Madrid (17.557). 

La estadística, elaborada por la Universidad de Zaragoza, detalla que el mayor porcentaje de nuevo crédito hipotecario inscrito en el cuarto trimestre del año correspondió a las cajas de ahorro (56,27 por ciento), frente a los bancos (35,23 por ciento) y de otras entidades financieras (8,5 por ciento). 

No obstante, otras entidades de crédito han aumentado su cuota de mercado en detrimento de los bancos, tendencia que se mantiene desde 2004, y de las cajas de ahorro, frente al tradicional incremento de los últimos años. 

El endeudamiento hipotecario por vivienda alcanzó durante el último trimestre del año los 148.212 euros, lo que supone un ligero crecimiento interanual del 0,33 por ciento, aunque en términos trimestrales (en comparación con el tercer trimestre de 2007) experimentó un descenso del 3,69 por ciento.