Archivo de Público
Viernes, 14 de Marzo de 2008

Dos manifestantes muertos en el Tíbet, mientras China guarda silencio

Se han producido fuertes protestas desde el pasado día 10, cuando se cumplía el 49º aniversario del levantamiento de Lhassa que condujo al exilio al Dalai Lama

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·14/03/2008 - 10:57h

 Al menos dos manifestantes murieron a consecuencia de los disparos efectuados por la Policía china, durante los disturbios que hoy se registran en la capital tibetana de Lhasa, los peores en casi dos décadas, según informó la emisora Radio Free Asia (RFA).

Testigos citados por la emisora estadounidense vieron dos cadáveres en la zona céntrica de Barkor, mientras informaciones no confirmadas hablan de una cifra más alta de muertos, dijo un comunicado de RFA.  "Ahora, los tibetanos están protestando en Barkor. Han saqueado comercios chinos y la Policía disparó contra la multitud", aseguró un testigo.

Los disturbios se han reproducido a lo largo del día y en estos momentos las calles de Lhasa están bloqueadas, mientras los trabajadores permanecen en el interior de sus oficinas, añadió otra fuente testimonial. Según un residente de la etnia Han, la mayoritaria en China, varios coches y tiendas han sido incendiados.

Silencio del Gobierno chino

Las pacíficas marchas de los monjes budistas tibetanos de los últimos días han llevado a las mayores manifestaciones registradas en dos décadas en la remota región himalaya, con policías antidistubios patrullando las calles apenas unos meses antes de los Juegos Olímpicos.

"La situación es ahora muy caótica", dijo un residente tibetano por teléfono a la agencia Reuters. "Ha habido gente quemando coches y motos y autobuses. Hay humo por todas partes y han lanzado piedras y roto ventanas.  Tenemos miedo", añadió.

Los residentes de la zona cercana al templo Jojang, en la parte vieja de Lhasa, escenario de las protestas, dijeron que se estaban escondiendo en sus casas. Algunos indicaron que había filas de antidisturbios, pero ninguno de ellos habló de disparos. "Estamos esperando a ver qué ocurre ahora", dijo una mujer tibetana. "Podría empeorar, así que tenemos miedo".

Hasta 400 manifestantes, entre ellos estudiantes, se habían reunido en torno al mercado cercano al templo esta mañana y se enfrentaron con aproximadamente 1.000 policías, según un testigo, Matt Whitticase, de la Campaña Free Tibet en Londres.

El gobierno chino en la remota región budista se ha convertido en foco de las críticas de cara a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, con marchas alrededor de todo el mundo esta semana para recordar el aniversario número 49 de un levantamiento frustrado contra las autoridades comunistas.

Además, el Ejecutivo ha mantenido por el momento silencio total, mientras la agencia oficial Xinhua se ha limitado a decir que varias personas resultaron heridas, y varias tiendas y vehículos fueron incendiados durante las protestas de hoy.