Archivo de Público
Jueves, 13 de Marzo de 2008

Más rumores impulsan a Iberdrola en bolsa

EdF se desmarca de la compra de un paquete de títulos

A. M. VÉLEZ ·13/03/2008 - 22:24h

Sigue el ruido en torno a Iberdrola, aunque de momento, sin nueces. Ayer, la compra de un 0,28% de la eléctrica a un precio superior al del mercado (11 euros) y por parte de un inversor desconocido desató las especulaciones sobre una inminente opa de Electricité de France (EdF).

No hubo tal oferta: con su habitual laconismo, el grupo público francés insistió en que no hay “ninguna información adicional” sobre sus planes en la eléctrica española. EdF ha admitido contactos para una eventual operación con ACS, accionista díscolo de Iberdrola y dispuesto a vender su 12,4% al mejor postor o, mejor, a fusionarla con Unión Fenosa, controlada por la constructora.

Aunque lo más probable es que ese misterioso paquete (valorado en 121 millones de euros) sea fruto de una operación a futuro (sellada hace uno o dos meses a un precio previamente fijado), en el mercado existe la convicción de que, tarde o temprano, pasará algo con Iberdrola.

Así, en una jornada bajista en bolsa y con varios medios digitales jugando a las quinielas (se habla de opas a 12,5 euros e, incluso, a 15 euros), la eléctrica llegó a subir ayer un 3% y cerró con un alza del 2,5%, hasta 10,64 euros, su máximo en lo que llevamos de 2008.

Gas Natural y Repsol
Gas Natural, otra compañía energética opable, según los analistas, subió todavía más, un 2,53%. Como no hace mucho Antoni Brufau, presidente de Repsol YPF (accionista de referencia de la gasista), dijo que su participada “va a estar en alguna movida tarde o temprano”, la petrolera también subió, de rebote, un 1,71%.

Si llega, la oferta de EdF lo hará, dicen en el mercado, una vez que el nuevo Ejecutivo esté formado, dado el fuerte calado político de la operación. Dejando de lado el hecho de que la francesa funciona, en la práctica, como un ministerio (a su presidente lo nombra el Elíseo), los futuros pactos de Gobierno pueden influir decisivamente en el diseño de la operación.

Iberdrola tiene su sede en Bilbao y está históricamente ligada al País Vasco, y no sólo por la lluvia de millones en los que se traduce su presencia allí. Lo mismo puede decirse de Gas Natural (cuyo otro accionista de referencia es La Caixa) con Catalunya.

Irrumpa o no EdF en Iberdrola, la eventual operación está teniendo más impactos en la eléctrica, más allá de los periódicos vaivenes en su cotización.

La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán y los servicios técnicos de la Comisión de Servicios Públicos del Estado de Nueva York (EEUU) no han llegado a un acuerdo sobre las autorizaciones para la compra de Energy East, que Iberdrola esperaba tener cerrada antes de junio.
La audiencia en la que se estudiará la operación se celebrará el próximo lunes, 17. 

Según fuentes próximas a Iberdrola, “se están acercando posturas”. El juez neoyorquino ha parado su visto bueno ante la posibilidad de que el futuro dueño de Energy East cambie de manos. En Iberdrola mantienen que la autorización llegará conforme al calendario previsto y que no hay precedentes de una negativa en un trámite de este tipo en EEUU, donde su filial renovable inauguró ayer su mayor parque eólico en el mundo.

Relación “amigable” entre Enel y Acciona 

Disparidad en las cifras de la nueva Endesa. Fulvio Conti, consejero delegado de Enel (nuevo dueño de la eléctrica española, junto a Acciona), dijo ayer que el plan de inversiones en Endesa hasta 2012 ascenderá a 26.000 millones de euros, frente a los 24.400 millones anunciados el miércoles por la propia Endesa a la CNMV. La empresa italiana, que ganó un 31% más en 2007 (casi 4.000 millones), dedicará a la española 17.420 millones (la mitad de su inversión hasta 2012). Conti negó “crispación” ni “tensión” con Acciona. La relación entre ambas, dijo, es “amigable, abierta y franca”. El plan de inversión definitivo se conocerá cuando E.ON compre activos de Endesa y Viesgo.