Archivo de Público
Jueves, 13 de Marzo de 2008

Alonso quiere ser el último en reírse

El español avisa Raikkonen y Hamilton: "El campeonato es largo"

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·13/03/2008 - 20:53h

Aquí paz y después... ya veremos. Forzados por los siempre audaces fotógrafos, Fernando Alonso y Lewis Hamilton escenificaron ayer el primer abrazo de la temporada. Un guiño amistoso al que los dos ex compañeros incorporaron hábilmente a Raikkonen. El finlandés se colocó entre el español y el inglés garantizando así la bucólica imagen que, difundida por todo el mundo, abre el Mundial 2008 de Fórmula 1.

Pero una cosa es posar civilizadamente y otra distraerse con asuntos accesorios. "Estoy muy concentrado en esta carrera, tenemos que trabajar mucho en el coche y ser competitivos para luchar por las carreras, realmente no me importa lo que diga la gente", advirtió el español cuando le preguntaron por sendas declaraciones de los jefes de McLaren, Dennis, y Renault, Briatore, en las que el primero dice echarle de menos y el segundo achaca al ego de Hamilton su fracaso en 2007.

Sin ocultar su rivalidad con el piloto británico, Fernando Alonso prefiere mirar al frente: "Ahora tengo a Nelsinho de compañero, que es un corredor nuevo, lo mismo que me ocurrió el pasado año cuando fui a McLaren con Lewis. Los jóvenes en Fórmula 1 traen ideas frescas, nuevas cosas y siempre se aprende de todos. Ahora no estamos juntos pero seguimos corriendo el uno contra el otro".

Hamilton también fue educadamente frío al respecto: "Kovalainen ha sido recibido en el equipo como lo fue Fernando. Lógicamente, es diferente cuando tienes dos campeonatos del mundo y cuando tú eres debutante y tienes que trabajar con él, lo que es un privilegio. El que (Alonso) no esté aquí no cambia nada, es un nuevo desafío para mí".

La moral de Renault

A la hora del análisis deportivo puro, Alonso insistió en la desventaja de la que parte Renault respecto a sus competidores: "Los tres últimos años he empezado con un coche más competitivo, capaz de ganar carreras desde el primer gran premio, pero parece que ése no es el caso este año. Pero es un campeonato muy largo, hay tiempo para remontar y tengo plena confianza en nuestras posibilidades".

Tampoco se escondió al describir el estado anímico del equipo francés. "Después de ganar dos campeonatos seguidos, cuando los dejé en 2006 estaban con mucha confianza. Ahora, después de los resultados del pasado año tienen un poco menos, pero creo que conseguiremos todas las cosas, no tenemos que demostrar nada a nadie, es cuestión de tiempo y de trabajar duro para conseguir un buen puesto", apuntó.

Kimi Raikkonen coincide con Alonso: "No sé si McLaren es más débil sin Fernando, lo veremos en las dos primeras carreras. Es un gran equipo, uno de los mejores, y les espero fuerte y poniéndonos las cosas difíciles", aseguró el actual campeón del mundo antes de reconocer que el español "no dispondrá de un coche tan rápido como en 2007".