Archivo de Público
Miércoles, 12 de Marzo de 2008

La rebaja fiscal de los 400 euros se aprobará en abril

El paquete de medidas de estímulo económico se irá ensamblando en las próximas semanas.

F. SAIZ / S. R. ARENES ·12/03/2008 - 21:11h

Lo primero serán los 400 euros. La medida económica más llamativa de las comprometidas por el PSOE en la campaña electoral se aprobará en el primer Consejo de Ministros que se celebre tras la toma de posesión del nuevo Gobierno (posiblemente, en torno al 18 de abril) y, como se esperaba, tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero y permanente. 

Así lo aseguró ayer el vicepresidente Pedro Solbes, que explicó que la decisión tendrá un impacto positivo inmediato en la economía familiar, ya que los 400 euros se deducirán de las retenciones que se aplican en las nóminas de los asalariados y pensionistas. Además, los autónomos también se beneficiarán de la medida a través de mecanismos todavía no concretados. El número de beneficiarios será de 15 millones, con un coste de 5.000 millones de euros.

Ésa será la primera de la batería de iniciativas anunciadas por el PSOE para combatir la desaceleración económica. Y será la primera, entre otras cosas, porque es la más fácil de aplicar. El resto de los compromisos exige un grado de elaboración que probablemente retrasará su implantación, aunque el equipo económico actual (que lo será también, previsiblemente, del futuro Gobierno) tratará de ir ensamblando las medidas en las próximas semanas, según fuentes ministeriales.

Es el caso, por ejemplo, de la anunciada reforma para conseguir que la ampliación del plazo de pago de la hipoteca se realice de forma gratuita, que debe ser negociada con la banca, los notarios y los registradores. Economía estudia qué ciudadanos se beneficiarán de la medida, según dijo Solbes en un encuentro digital en las webs de El País y Cinco Días.

La batería de medidas incluye también el adelanto del Plan de Infraestructuras. Juan Francisco Lazcano, el presidente de CNC, la patronal de la construcción, cree que una fórmula para agilizar la inversión es retrasar hasta 2009 la entrada en vigor de la Ley de Contratos Públicos, prevista para mayo, y cuya implantación acarreará considerables trámites burocráticos.

También habrá que negociar el plan de recolocación de los parados de la construcción. El Ministerio de Trabajo remitió a los agentes sociales un borrador del plan cuya principal novedad es que incluye a los agentes inmobiliarios, un colectivo muy perjudicado por el parón en la venta de pisos. Sin embargo, los sindicatos consideran que el plan "está verde".

De igual manera, no será fácil (ni rápido) poner en marcha el anunciado acuerdo con el sector de la distribución para moderar sus márgenes en los productos de alimentación, para el que ni siquiera se han iniciado los contactos.

El previsible retraso en la aplicación de estas medidas contrasta con el progresivo empeoramiento de la coyuntura, admitido por el propio Solbes en recientes declaraciones. El diputado electo del PP Manuel Pizarro acusó ayer al Gobierno de hacer ocultado la realidad durante la campaña electoral.