Archivo de Público
Miércoles, 12 de Marzo de 2008

La mujer prefiere prevenir que curar

Una encuesta desvela el perfil de las consultas femeninas en atención primaria

AINHOA IRIBERRI ·12/03/2008 - 20:55h

En menos de 10 años, el perfil de la mujer que acude al médico de cabecera ha dado un cambio significativo. No sólo no va a la consulta el mismo tipo de mujer, sino que además han cambiado el tipo de preguntas que hace al profesional y su conversación se centra más en la prevención de enfermedades que en la curación de las que ya padece.

Así se desprende del análisis de dos encuestas realizadas por las Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) en 1999 y en 2006. En la primera participaron 1.200 mujeres y en la segunda, 980, todas ellas, pacientes de atención primaria.Según explica el presidente de SEMERGEN, Julio Zarco, los principales motivos de consulta en 1999 eran: solicitar la revisión ginecológica, el dolor menstrual, resolver dudas respecto al embarazo, la anticoncepción oral y la alteración en las relaciones sexuales.

Siete años después, aunque se mantenían las consultas sobre anticoncepción oral y dolor menstrual, se añadieron otros asuntos, como la violencia de género, las tumoraciones en las mamas y la anticoncepción postcoital (el método para evitar un embarazo no deseado tras no utilizar o fracasar el anticonceptivo convencional).

Perfil demográfico

Lo que también ha cambiado entre las dos encuestas, cuya comparación se presentó ayer en el VIII Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM), es el perfil demográfico de las pacientes.

En primer lugar, en 2006 acudió un porcentaje femenino menor (el 55%) que en 1999 (69%). La razón, según Zarco, es que en estos años más hombres se han decidido a frecuentar el primer eslabón del sistema nacional de salud.

También se ha notado una disminución de la edad en la que la mujer visita al médico, siendo la media de 55 años en 1999 y de 32 en 2006.Por otro lado, si en la primera encuesta un 21% de las pacientes tenía estudios superiores, la cifra disminuyó al 10% en la última. La razón: las mujeres con un mayor nivel de educación y ocupación laboral han optado por la sanidad privada en los últimos años.

La conclusión de que la mujer consulta más por prevención que para curar se explica, a juicio de los autores, por la mayor información que facilita Internet y porque se ha registrado un incremento en la percepción de la propia salud, así como un protagonismo general de la prevención.

Los médicos también destacan, a partir de esta encuesta, que ha habido una liberalizacion de las relaciones sexuales y que ha aumentado el culto a la imagen, lo que se demuestra por las consultas en torno a la cirugía estética y a trastornos de la alimentación.

Zarco también subrayó algo evidente: el aumento de mujeres inmigrantes, del 12%, en 1999, al 32%, en 2006.

Perfil de la salud femenina en España 

Esperanza de vida

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la esperanza de vida de la mujer en España es de 82,9 años, aunque se  calcula que  alcanzará los 85,1 en 2020.

Causas de mortalidad

La patología cardiovascular es la principal responsable de las muertes en mujeres en España, como en la mayoría de los países desarrollados. El 45% de las mujeres fallece por esta causa.

Suicidios

Según datos estadísticos, el suicidio es la principal causa de muerte en las mujeres de entre 30 y 34 años.

Problemas de salud

El 25% de las mujeres españolas fuma. En los últimos años, según datos de la SEMERGEN, se ha incrementado también el consumo de alcohol. Los hábitos alimenticios femeninos han empeorado y una de cada cinco mujeres presenta sobrepeso.

Revisiones médicas

A pesar de ser la primera causa de muerte, sólo el 44% de las mujeres mayores de 65 años se somete a un chequeo cardiovascular y tan sólo el 22% se hace un diagnóstico precoz de la diabetes, uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades del corazón.

Enfermedades crónicas

Una de cada cuatro mujeres ve limitada su vida por padecer una patología crónica . El 10% de la población femenina ha sido hospitalizado en el último año.