Archivo de Público
Miércoles, 12 de Marzo de 2008

Carofiglio conoce el olor del miedo

"No me gusta Perry Mason. Es completamente irrealista".

TONI POLO ·12/03/2008 - 17:04h

Albert Gea - Gianrico Carofiglio, en Barcelona.

Gianrico Carofiglio (Bari, 1961) es la voz en Italia del legal thriller, un género literario que él no cree que haya nacido con el abogado de Erle Stanley Gardner: "Eran historias divertidas, pero imposibles: un abogado que descubre a todos los asesinos...". Al escritor italiano le halaga que lo comparen con John Grisham y sonríe cuando se le lee una reseña de su último libro: "Grisham ni se imagina escribir una novela como ésta".

Plata Negra acaba de publicar Con los ojos cerrados (A ulls clucs, Edicions 62), tercera novela protagonizada por Guido Guerrieri: "Es un abogado que huye del estereotipo de personaje desgraciado, que no llega a fin de mes, un fracasado al que, sin saberse por qué, le cae entre manos un caso que lo conducirá a la fama. Pero ¡quién se va a poner en manos de semejante profesional!", dice el autor. En la novela, se encarga de un caso de malos tratos que le obliga a enfrentarse a mala gente poderosa. "Guerrieri es un abogado serio, impecable, un triunfador. Transmite seguridad profesional, en cambio, personalmente, está lleno de dudas, de conflictosd interiores... Me gustan los personajes mixtos, contradictorios. Dan mucho juego", comenta Carofiglio.

Las aventuras de Guerrieri lo han llevado a conocer el aroma del miedo, dice en la novela y es algo que él mismo nos aclara. "En un juicio sobre homicidio, percibí ese olor desagradable. Si lo notas una vez, no lo olvidas".

Fiscal antimafia

Gianrico Carofiglio ha sido fiscal antimafia durante más de 15 años, pero nunca ha relatado en sus novelas hechos reales porque asegura que no le atrae este tema. Aunque como cualquier escritor, se sirve de experiencias vividas, y añade "soy consultor antimafia en el Parlamento".

A pesar de todo, no renuncia al humor: "Me encanta que la gente me diga que se ha reído en algunos pasajes del libro", dice el escritor. Con los ojos cerrados, a pesar de la dureza del tema que trata, provoca más de una risa...