Archivo de Público
Martes, 11 de Marzo de 2008

Los mexicanos son retenidos más de las 72 horas legales

Los inadmitidos de Barajas y el Prat pernoctan en salas sin camas suficientes

MARTA HUALDE ·11/03/2008 - 22:53h

El fax enviado por el comisario general de Extranjería a los aeropuertos de El Prat y Barajas. Pulsar para ampliar.

La saturación de personas se ha convertido en un elemento común en las salas de retenidos de los dos aeropuertos principales: El Prat, en Barcelona, y Barajas, en Madrid. En la Ciudad Condal se ha detectado un problema nuevo: los mexicanos a los que se les deniega la entrada a España permanecen "en las dependencias del aeropuerto durante más de 72 horas". Así lo afirmaba el comisario general de Extranjería y Documentación de la Policía Nacional en un fax del 12 de febrero dirigido a los comisarios jefes de los aeropuertos del Prat y Barajas, al que ha tenido acceso Público.

La menor periodicidad de aviones de vuelta a México (el vuelo llega a El Prat los lunes y regresa los viernes) provoca su retención más allá de las 72 horas establecidas por la ley. La solución policial, especificada en este fax, ha sido organizar su retorno por Barajas. Normalmente, las repatriaciones se llevan a cabo con la misma compañía del viaje de ida.

Hacinamiento en las salas

Hasta su repatriación, los extranjeros retenidos en El Prat permanecen en salas vigiladas con máquinas expendedoras de comida y bebida. "No hay sitio habilitado para dormir porque no es una zona para dormir", afirma un agente. Sin embargo, los abogados mantienen que los retenidos acostumbran a pasar 72 horas antes de ser repatriados.

El aeropuerto de Barajas, según ha explicado un grupo de abogados, está dotado de dos salas para albergar a los inadmitidos, con camas y cuartos de aseo. "Pero siempre son insuficientes porque suele haber familias que tienen que hacerse cargo de niños", critican.

Un teléfono común pone en contacto a los retenidos con el exterior. A través de él, este diario contactó con varios de ellos, que denunciaron el hacinamiento y la falta de camas. Durante las 72 horas que pueden pasar retenidos, la mayoría no dispone de su equipaje. No tienen ropa limpia y "sólo unas horas" de agua caliente, criticó ayer una argentina retenida en Barajas. Interior asegura que las salas "están muy bien, y tienen de todo", comida de catering incluida. 

 

 

«Problemática» en el aeropuerto de El Prat


Falta de vuelos

La Policía ha detectado una "problemática" con los mexicanos a los que se deniega su entrada en el aeropuerto de El Prat: la poca periodicidad de vuelos dificulta su retorno en las 72 horas previstas en la ley.


Retorno con ‘rodeo'

Para no superar ese tiempo, que requeriría la intervención judicial, la Comisaría General de Extranjería decidió organizar los regresos desde Barajas, con más vuelos. Para ello, es necesario comunicarlo a la autoridad judicial y al aeropuerto.

Escolta policial

En estos casos, "serán los funcionarios de las unidades policiales de Barcelona-El Prat los que actúen como escoltas", añade el escrito.