Archivo de Público
Martes, 11 de Marzo de 2008

La Fed hace su apuesta más firme contra la crisis crediticia

Las bolsas festejan con fuertes subidas el nuevo plan de inyección de dinero concertado con el BCE

VIRGINIA ZAFRA ·11/03/2008 - 19:48h
La Reserva Federal de Estados Unidos (la denominada Fed) está decidida a implantar todas las medidas que sean necesarias para moderar los efectos de la crisis financiera provocada por las hipotecas basura y para evitar que el país entre en recesión.

Por eso, ayer anunció la decisión más contundente tomada desde el inicio de la crisis: inyectará 200.000 millones de dólares de liquidez en el sistema financiero estadounidense.

De nuevo, lo hará de forma coordinada con los principales bancos centrales europeos (BCE, Suiza e Inglaterra) y el canadiense, que conjuntamente prestarán otros 45.000 millones de dólares a sus entidades. Será el segundo movimiento conjunto, después de que el pasado diciembre hicieran lo propio en un intento de parar las tensiones de liquidez que cada vez son mayores en los sistemas financieros.

Ese anuncio se interpretó ayer en el mercado como una gran ayuda para las entidades americanas y, por ende, para la economía estadounidense y mundial.

La energía de los últimos movimientos de la Fed convenció además a los expertos de que la próxima semana será más contundente en la bajada de tipos de interés de lo que se había previsto y de que podría llegar a recortarlos un punto, hasta situarlos en el 2%.

Ante esas expectativas, las bolsas de todo el mundo registraron grandes alzas, especialmente la neoyorquina y la española, que se anotó la tercera mayor subida del año y recuperó la cota psicológica de los 13.000 puntos, ayudada especialmente por la banca y las constructoras. Las europeas fueron más moderadas en sus avances y se revalorizaron
algo más del 1%.

El dólar consigue recuperar terreno frente al euro 

La decisión de la Fed es beneficiosa para la economía americana y para su moneda.

Así se vio ayer en el mercado de divisas, donde el dólar consiguió subir ligeramente frente al euro, con el que lleva en caída libre desde el pasado 7 de febrero. Después de que la moneda única marcara por la mañana un nuevo máximo histórico y rozara los 1,55 dólares, el billete verde remontó con el anuncio de la Fed y se situó en torno a 1,533 unidades.

El petróleo, sin embargo, continuó su imparable ascenso. Tanto el barril de Brent (de referencia en Europa) como el West Texas (el de EEUU) subieron en torno a un dólar, hasta los 105 y 109 dólares, respectivamente. 

245.000 millones en socorro de la banca mundial 

1. ¿En qué consisten las medidas de la Fed?

La Reserva Federal pondrá en marcha un nuevo programa de préstamo para las entidades financieras del país, paralelo a sus subastas de financiación habituales.

Gracias a él, prestará hasta 200.000 millones de dólares de deuda del Tesoro americano a los veinte mayores bancos y casas de bolsa del país –los que operan directamente con ella–, que después trasladarán esa liquidez al mercado.

En este caso, de forma excepcional, la Fed aceptará hipotecas de máxima calidad como garantía de sus préstamos, que serán a 28 días y comenzarán a realizarse el 27 de marzo.

Además, el banco central estadounidense anunció la semana pasada que inyectará otros 200.000 millones de dólares en las subastas a corto plazo y en recompra de deuda.

2. ¿Cuál es la función de los otros bancos centrales?

La Fed también elevó ayer los límites que tienen el BCE y el Banco de Suiza para prestar liquidez en dólares.

El BCE realizará por ahora una inyección de 15.000 millones de dólares; el Banco de Inglaterra, 20.000 millones; el Banco Nacional de Suiza, 6.000 millones, y el de Canadá, 4.000 millones.

Esos fondos se adjudicarán a las entidades de estas regiones que reclamen fondos en dólares. Además, los bancos centrales continuarán con sus habituales subastas de financiación, que ahora son a más largo plazo para que la banca se sienta más tranquila y no cierreel grifo a sus clientes.


3. ¿Qué efectos buscan estas medidas?

Los bancos centrales pretenden así que las entidades financieras tengan más dinero y puedan prestar con más tranquilidad a empresas y particulares. La carencia de liquidez que han demostrado desde que se inició la crisis y que se ha acrecentado en las últimas semanas podría provocar, en último extremo, que dejaran de dar créditos. Si eso sucediera, la economía prácticamente se paralizaría, situación que quieren evitar.

4. ¿Cómo afecta a los tipos de interés?

La Fed podría unir a estas medidas un mayor recorte del previsto en los tipos de interés. Así buscaría reactivar la economía, ya que los ciudadanos tendrían más dinero para gastar. El BCE no parece dispuesto a hacer lo mismo.