Archivo de Público
Martes, 11 de Marzo de 2008

Esperado encuentro entre Zapatero y Rajoy se limitó a un saludo desde la distancia

EFE ·11/03/2008 - 08:23h

EFE - La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, han depositado esta mañana una corona de laurel en la fachada de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol con motivo del cuarto aniversario de los atentados del 11-M.

El esperado encuentro entre el presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, se limitó hoy a un cruce de miradas y a un saludo con la cabeza desde la distancia.

Al término del acto presidido por los Reyes en homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004, y mientras Zapatero acompañaba a don Juan Carlos y a doña Sofía a los vehículos oficiales, pasó junto a Rajoy y ambos se intercambiaron un breve saludo gestual.

Cuando comenzó el homenaje era tal la distancia que separaba a Zapatero de Rajoy que el líder de la oposición ni siquiera se percató de la llegada de los Reyes y permanecía de espaldas, hablando con otros invitados presentes en el acto.

Rajoy, flanqueado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la presidenta de la Asamblea madrileña, Elvira Rodríguez, y a poca distancia del nuncio del Vaticano en España, Manuel Monteiro, presenció el homenaje desde el espacio reservado a los invitados.