Archivo de Público
Lunes, 10 de Marzo de 2008

Aguilar dice que no sucederá a Llamazares

La alcaldesa de Córdoba rechaza que se le achaque al todavía coordinador federal de ser el culpable de los resultados de las elecciones

EFE ·10/03/2008 - 15:19h

EFE - La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar.

La responsable de Relaciones Institucionales de IU, Rosa Aguilar, ha asegurado hoy que "en ningún caso" está dispuesta a asumir la coordinación general de IU después de que Gaspar Llamazares abandone el cargo, si bien ha rechazado que se le achaque ser el culpable de los resultados de las elecciones.

En conferencia de prensa, Aguilar ha mostrado su disposición a participar en el debate que en su opinión debe abrir la coalición de izquierdas para analizar los resultados y elegir al próximo coordinador general, después de que Llamazares anunciara ayer su intención de abandonar el cargo en la próxima asamblea general.

La también alcaldesa de Córdoba ha insistido en que su participación en esta reflexión de IU está condicionada a que ésta se desarrolle en términos de "unidad, cohesión y propuestas claras, basada en torno a las ideas y no a las personas", pues ha alertado de que si el debate "es negativo y en términos de destrucción y de señalar con el dedo, no estaré".

Compañeros capacitados  

Ha apuntado la necesidad de que los resultados de la próxima asamblea general de IU, que aún no tiene fecha fijada, debe salir una dirección federal "colectiva y cohesionada", y ha asegurado que en la coalición "hay muchos compañeros capacitados" para asumir la coordinación general, un cargo que ella no aceptará, tal y como ha afirmado.

Aguilar califica de "gesto honesto" la dimisión de Llamazares 

Sobre la intención de Gaspar Llamazares de abandonar la coordinación general de IU tras la próxima asamblea federal, Aguilar ha insistido en que es "un gesto de honestidad y coherencia", tras los resultados de las elecciones generales celebradas ayer, que dejan a IU con dos representantes en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, ha incidido en que Llamazares "no es el culpable" de estos resultados, sino "toda la organización", pues ha recalcado que IU ha sido el único partido que se sometió a un proceso de elección del candidato antes de las elecciones generales", del mismo modo que también ha criticado que IU "necesite 450.000 votos para conseguir un diputado, mientras que PSOE y PP necesitan 70.000".

Organización de confrontación 

"Llegar a las elecciones como una organización de confrontación se paga caro porque la sociedad vuelve la espalda", ha sentenciado Aguilar, por lo que ha añadido que los resultados no le "extrañan".

En opinión de Aguilar, también ha influido la tendencia al bipartidismo, que ha considerado que se ha reflejado en la campaña electoral y ha tenido como consecuencia que los ciudadanos "hayan acudido al voto útil".

En este sentido, ha afirmado que "los ciudadanos pensaban que la derecha iba a ganar las elecciones", por lo que han decidido "cerrarle el paso" con sus votos a la izquierda.