Archivo de Público
Lunes, 10 de Marzo de 2008

Inmigrantes y emprendedores

225.166 extranjeros trabajan oficialmente por cuenta propia en España

AINHOA LARREA ·10/03/2008 - 13:36h

Daniel y Natalia llegaron a España hace 20 años. Dejaron su China natal para ganarse la vida en la hostelería y, con el tiempo, decidieron montar su propio negocio de ultramarinos. Les costó un dineral en gestorías, que todavía lamentan, pero al final lograron su objetivo: desde 2001 regentan una tienda de comestibles en Madrid. Son dos de los 225.166 inmigrantes autónomos dados de alta en nuestro país, en el marco de los tres millones de residentes que han optado por el autoempleo.

A otros, en cambio, no les funciona la idea. “Muchas empresas que podrían ser viables fracasan o sufren graves trastornos por falta de información”, apunta la secretaria ejecutiva de Acción Normativa de UPTA, María José Landaburu.

Los mayores obstáculos que afrontan los emprendedores tienen que ver con el desconocimiento de la normativa española (sobre todo en materia de impuestos y Seguridad Social), una realidad que, en el caso de los extranjeros, se complica todavía más, pues necesitan una autorización específica para iniciar cualquier actividad.

Por eso, con el fin de impedir que los trámites burocráticos disuadan a nadie, UPTA ha anunciado que ofrecerá asesoramiento gratuito a los inmigrantes que decidan hacerse autónomos. Gracias a un convenio suscrito con la secretaría de Estado de Inmigración y Emigración, se creará una unidad técnica que este año atenderá a 2.500 extranjeros que manifiesten su interés por lanzar un negocio. Se les proporcionará apoyo en temas administrativos, consejos financieros y formación en gestión de microempresas, entre otras cosas. Podrán realizar análisis de viabilidad y, además, quienes logren poner en marcha una compañía tendrán asignado un tutor personal durante el periodo de incubación.

Un informe de ATA pone de manifiesto que el 64,2% de los inmigrantes autónomos se concentra en Catalunya, Madrid, Valencia y Andalucía. El 29,9% del total se autoemplea en la construcción y el resto, en la reparación de vehículos, la hostelería, el sector inmobiliario o el comercio. Según un estudio de la Fundación La Caixa, los extranjeros suelen montar pymes de orientación étnica (carnicerías halal, por ejemplo), empresas circuito como los locutorios, compañías de servicios orientados a sus compatriotas o establecimientos de productos autóctonos dirigidos a la población autóctona. Daniel y Natalia se decantaron por un supermercado y les va bien, aunque deploran su “mal horario”.