Archivo de Público
Lunes, 10 de Marzo de 2008

Tamudo pide más diálogo y considera injusta la segunda amarilla

EFE ·10/03/2008 - 12:05h

EFE - El delantero argentino del Real Madrid Gonzalo Higuaín (c) disputa un balón con el defensa y capitán del Espanyol David García (i) y el centrocampista serbio Milan Smiljanic "Lola" durante el partido que ambos equipos distputaron el sábado.

El capitán del Espanyol, Raúl Tamudo, ha pedido hoy más diálogo al estamento arbitral y ha asegurado que la segunda tarjeta amarilla que le mostró Muñiz Fernández una vez finalizado el encuentro es "injusta".

"Fue un poco injusto lo que pasó al final, porque no le falté al respeto. Cuando uno acaba un partido tienes derecho a hablar con el árbitro y fui a pedirle respeto para mis compañeros y para mí, pero tiene que entender que estés caliente. La segunda tarjeta es excesiva y molesta un poco", ha señalado.

Tamudo ha explicado que ha querido aclarar lo sucedido tras el encuentro y ha añadido que hubo cosas que no le gustaron de la actuación arbitral: "No entendí la reacción de sacarme la segunda; fue injusta. El árbitro se puede equivocar, pero después del minuto 90 duele porque no le falté al respeto".

En este contexto, ha apuntado que "como capitán" fue a hablar "tranquilamente" con Muñiz Fernández para evitar que volviera a pasar "lo mismo" en un próximo partido. "Quizá él pensó que la única manera de quitarme de encima era sacarme la segunda. No se gana nada sacando tarjetas", ha manifestado.

El delantero ha reconocido que respeta la decisión de pitar el penalti de Dani Jarque sobre Raúl González, aunque ha insistido en que no entiende porque la enseña la segunda amarilla. "Primero le digo que tiene que pitar igual en los dos lados y me saca amarilla. Por eso espero al final del partido para hablar con él", ha añadido.

Asimismo, el internacional español, quien no cree que los árbitros actúen de manera predeterminada en los campos grandes, ha comentado que al llegar al vestuario desconocía que también Carlos Kameni había sido expulsado, porque decidió meterse rápidamente en el vestuario tras los incidentes finales.

Hablando estrictamente del partido, Tamudo, quien espera tener continuidad y poder ayudar al equipo en los próximos compromisos, ha indicado que el equipo podría haber intentado "buscar algún gol más" y ha reconocido que el equipo quizá no hizo el partido que le hubiese gustado.